Esta asignación extraordinaria comprende a la actividad rural en TODO EL PAÍS y debe ser abonada en una sola cuota. A los trabajadores permanentes discontinuos se les otorgará el proporcional.

Como se sabe, las condiciones de trabajo y los acuerdos salariales para el campo se definen a través de un órgano específico, la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA), la cual tiene una composición tripartita igualitaria, a saber: dos representantes del Estado (designados por Economía y Trabajo), dos representantes de los empleadores (designados rotativamente entre las cinco entidades empresariales vinculadas a la actividad) y dos representantes de los trabajadores (designados por la UATRE).

Tal como lo había anunciado José Voytenco al asumir como secretario general, luego de obtener el triunfo en las elecciones realizadas en el Congreso Nacional del gremio, en el día de ayer se reunió la CNTA con el objeto de discutir distintos aspectos de las relaciones laborales del sector.

Finalmente, el cuerpo aprobó un bono de $50 000 destinado a todos los trabajadores rurales incluidos en la Ley Nº 26.727. Cabe destacar que se mantiene la exclusión para trabajadores y trabajadoras que ganen por encima de los $185.859 dispuesta para en los artículos 3º y 4º del Decreto N° 841/2022 del 16 de noviembre de 2022.

Hay que aclarar que este bono de 50 mil pesos absorberá los 24 mil pesos que ya había dispuesto el gobierno a través del Decreto 841/2022 y que beneficia a los trabajadores y trabajadoras cuyo salario neto a diciembre de 2022 sea inferior a $185.859 o el monto proporcional en el caso de que la prestación de servicios del trabajador o de la trabajadora fuere inferior a la jornada legal o convencional. El importe salarial señalado incluye conceptos remunerativos y no remunerativos, y excluye al medio aguinaldo. Cobrarán este bono de fin de año quienes ganen por debajo de la cifra mencionada.

Hasta aquí toda la información sobre este beneficio que los trabajadores y empleadores deben conocer. Pero su máxima difusión es de enorme importancia. ¿Por qué? Porque las resoluciones de la CNTA son legalmente de carácter obligatorio y su incumplimiento abre las puertas a todo tipo de sanciones para quienes no las cumplan.

Sé que no debería ser necesario aclarar esto, pero “el que se quema con leche ve una vaca y llora”. Lo concreto es que la parte patronal se ha negado sistemáticamente en los últimos años a reconocer la necesidad y oportunidad de pagar un bono de fin de año a sus empleados.

las resoluciones de la CNTA son legalmente de carácter obligatorio y su incumplimiento abre las puertas a todo tipo de sanciones para quienes no las cumplan

Como ya dije, la CNTA es un órgano tripartito e igualitario, ya que el Estado, los empleadores y los trabajadores tienen el mismo número de representantes. En el caso de los empresarios, se van rotando sus representantes periódicamente, designados por la Sociedad Rural Argentina (SRA), las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO), la Federación Agraria Argentina (FAA) y la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Lamentablemente, hay que destacar y dejar en evidencia la reprochable actitud de los representantes empresarios que, cuando llegó el momento de discutir sobre el Bono de Fin de Año, se retiraron de la reunión ante de que se proceda a la votación.

Por lo tanto, el otorgamiento de esta asignación extraordinaria salió con el voto favorable de los miembros paritarios de UATRE y de los representantes del Estado. Una vez más, la parte “empresaria” se lavó las manos.

¿Por qué pongo entre comillas lo de “empresaria”? Porque es una vergüenza que el sector no tenga auténticos representantes empresarios en lugar de gente con la vieja y anacrónica mentalidad de “patrones de estancia”, cuando el dueño del campo era también dueño de la vida de las familias de sus trabajadores, feudalismo argentino que todavía sobrevive en algunos lugares, aunque parezca mentira.

el otorgamiento de esta asignación extraordinaria salió con el voto favorable de los miembros paritarios de UATRE y de los representantes del Estado. Una vez más, la parte “empresaria” se lavó las manos

Pero ¿Acaso 50 mil pesos por empleado ponen en riesgo la economía empresaria?

Algunos datos que es importante conocer y repetir:

  • Casi el 60% de los establecimientos agropecuarios tienen un solo trabajador registrado
  • El 75% de los empleadores del campo tiene menos de 5 empleados.
  • 50 mil pesos equivalen, en el día de la fecha, a unos 60 kilos de soja (el promedio nacional de producción de soja, por hectárea, es de unos 3.000 kilos, hoy tal vez reducidos a la mitad por la sequía, es decir, 1.500 kilos por cada hectárea, con lo cual aún en el peor de los casos hablamos de un 4% de lo producido por una hectárea de la oleaginosa más famosa)
  • 50 mil pesos equivalen, también, al día de la fecha, a unos 150 kilos de novillo/ternera (cada animal de esas características pesa unos 300 kilos, así que hablamos de el precio de la mitad; pero en cada jaula que va al mercado viajan no menos de 60 animales, es decir, que estamos hablando de unos 18 mil kilos, de los cuales, para pagar el bono de fin de año el productor debería apartar el equivalente a 60 kilos).
  • Una cubierta para camioneta, la más barata en el mercado, hoy cuesta unos 110 mil pesos.
  • Un cambio de aceite y filtros para una camioneta cuesta hoy, en el lugar más barato, unos 30 mil pesos.
  • 50 mil pesos alcanzan, hoy, para tres tanques de combustible de las camionetas más usadas por los productores.

Obviamente, podría seguir haciendo comparaciones: con la fruta, con los pollos, con la producción porcina, etc. Pero no tiene sentido, creo, mucho menos sentido que los ridículos argumentos de algunos “empresarios” del campo para no pagar el Bono de Fin de Año.

Informó la UATRE en un comunicado que “continuará con los reclamos ante la CNTA por el pago del bono de fin de año para que se incluya a aquellos trabajadores y trabajadoras que se encuentran excluidos del beneficio”.

Será responsabilidad de todos, dirigentes, trabajadores, empresarios y sus representantes, de abrir un camino de entendimiento y de mutua comprensión. En el peor momento de la pandemia, los trabajadores y las trabajadoras del campo siguieron trabajando sin parar un solo día. El campo creció, los empresarios no perdieron un centavo, es más, ganaron mucho más de lo que pensaban ganar.

Estoy seguro de que 50 mil pesos es mucho más de lo que más de un empleador va a gastar con su familia en estas fiestas. Y ahí no le va a parecer mucho. Ruego a Dios que reflexionen aquellos insensibles que se escudan en la falta de lluvia o en cualquier argumento absurdo para no cumplir con el pago de este Bono de Fin de Año.


Más notas de

ElAgrario.com  

La Uatre reclama incremento salarial

La Uatre reclama incremento salarial

Urgente: prevención de influenza en Salta y Jujuy

Urgente: prevención de influenza en Salta y Jujuy

Explotación laboral en establecimientos productivos de La Pampa

Explotación laboral en establecimientos productivos de La Pampa

El botiquín del huertero, un libro para conocer la acción terapéutica de las plantas

El botiquín del huertero, un libro para conocer la acción terapéutica de las 
plantas

Pautas para la prevención de la brucelosis caprina y el cuidado de la salud de las personas

Pautas para la prevención de la brucelosis caprina y el cuidado de la salud de 
las personas

Invierten US$4 millones en nuevo frigorífico y se crearán 300 empleos

Invierten US$4 millones en nuevo frigorífico y se crearán 300 empleos

Brutal explotación laboral y campos de Lobería y Balcarce

Se amplía el mercado para las carnes argentinas

Se amplía el mercado para las carnes argentinas

Con desarrollo del Conicet, se lanzó yogur que ayuda a reforzar el sistema inmune

Con desarrollo del Conicet, se lanzó yogur que ayuda a reforzar el sistema 
inmune

Las lluvias detuvieron el deterioro de los cultivos e impulsaron la finalización de las siembras

Las lluvias detuvieron el deterioro de los cultivos e impulsaron la 
finalización de las siembras