La Federación Agraria Argentina cuestionó al Gobierno por la "falta de voluntad" para "atender la crisis terminal" que, según la entidad, atraviesa el sector lechero. La agrupación empresaria apuntó contra la gestión económica por la situación.

"Desde hace meses venimos suplicando por medidas para poder seguir produciendo y todavía seguimos esperando sin ninguna respuesta, y vemos que lamentablemente el Gobierno nacional no está viendo que se termina que se agotó el tiempo de espera, que el sector ya no puede seguir, ya no hay más posibilidades", se quejó la entidad.

Además, aseguró acerca de los lecheros: "Padecemos negativamente los efectos de la segunda edición del denominado dólar soja, que no hace más que profundizar de lleno los perjuicios económicos hacia el sector productivo tambero, que atraviesa el padecimiento no sólo de una sequía prolongada, sino que los Gobiernos provinciales no se hacen cargo y se obstinan en evitar declarar la emergencia climática".

En un comunicado, la FAA consideró necesaria una "respuesta urgente de los gobernantes. Hace meses que estamos esperando y todos se hacen los distraídos".

Desde la FAA apuntan a una "sojizació absoluta de la Argentina".

En ese sentido, indicó que: "Si el Gobierno nacional piensa que porque somos productores que vivimos en el campo nos vamos a seguir creyendo el relato de que no quieren más concentración y sólo quieren ayudar a los pequeños productores, sepan que no les creemos más".

"No somos tontos, no somos ignorantes como el Gobierno nos toma, porque a esta altura nos están llevando a una concentración de todas las producciones, pero, sobre todo, a una sojización absoluta en la Argentina", concluyó la entidad.

Exportación de soja

Los productores de soja comercializaron más de 300.000 toneladas en el primer día de reapertura del Programa de Incremento Exportador (PIE), que implementa un tipo de cambio de $ 230 por dólar para las exportaciones de la oleaginosa hasta el 31 de diciembre próximo.

La medida fue acordada con los principales complejos exportadores, que se comprometieron a liquidar soja y derivados por, al menos, US$ 3.000 millones. De acuerdo con las cifras de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, ayer se vendieron 301.716 toneladas de soja.

Los contratos nuevos de compraventa concertados en pesos el lunes y en fechas previas pero anotados ayer sumaron en conjunto 181.774 toneladas, y el valor promedio de esos negocios resultó en $ 83.943 por unidad de peso.

Por otro lado, también se destacaron las fijaciones de operaciones concertadas con anterioridad al miércoles por 82.829 toneladas, alcanzando un valor promedio de $82.665.

En relación con los negocios pactados en dólares, los contratos de compraventa de soja registraron un valor promedio de US$ 380,40 por un volumen de 5.155 toneladas; en tanto que se anotaron fijaciones por 3.902 toneladas a un valor promedio de US$ 371.

“Encontramos que las operaciones de contrato y fijación son un 55% inferiores al primer día del dólar soja anterior. Sin embargo, si comparamos con respecto al viernes pasado, las operaciones tuvieron un incremento del 282%”, indicó la Bolsa de Cereales.

Por su parte, las agroexportadoras ingresaron ayer al mercado de cambios local US$ 292 millones, es decir, más que quintuplicaron el promedio diario de noviembre que rondaba los US$ 50 millones.

En tanto, el Banco Central cerró la jornada del lunes con compras por US$ 192 millones, en la primera rueda cambiaria tras la implementación del tipo de cambio especial para las exportaciones de soja.