Hablar de "ciencia ficción" puede resultar confuso. Hay muchas obras cinematográficas de fantasía pura que suelen catalogarse así porque incluyen alguna tecnología o un escenario que recuerda lo tecnológico. Ejemplo de ejemplos, La Guerra de las Galaxias no es ciencia ficción aunque haya naves espaciales, armas todopoderosas y pistolas láser: es mucho más parecido a un viaje por el mundo de las hadas (que también tienen sus reglas, su "ciencia", digamos) que una tematización de lo extraño. La ciencia ficción "real" es aquella que pone en movimiento un artefacto o una idea posible pero aún irreal y analiza las consecuencias de su existencia. Vamos a tratar de explicarlo mejor con algunas (muy buenas) películas de Paramount+.

En principio, tienen todos los filmes de Star Trek (o, si tienen mi edad o algo menos, Viaje a las estrellas). En todas, el tema es el contacto con otras culturas y otros seres a lo largo y a lo ancho del Universo. Puestos a elegir (porque son muchísimas), les recomendamos Star Trek II - La ira de Khan y Star Trek - En la Oscuridad (la primera, del elenco original; la segunda, de las mejores películas de J.J. Abrams). La segunda de paso es precuela de la primera. En las dos, decisiones puramente humanas y la tensión existente con la expansión por el espacio (y el inevitable choque de culturas) es lo que desencadena la aventura. Allí la ciencia tiene mucho que ver para dirimir los conflictos.

Convenimos perfectamente en que la saga Hombres de Negro es pura comedia. Pero también es, con toda posibilidad, la que deja más clara esta idea de ciencia ficción como un género especulativo. El encanto de la dupla Tommy Lee Jones-Will Smith como policías de extraterrestres refugiados en la Tierra consiste en que lidiar con lo extraordinario es su día a día, su cotidianeida. Justamente: ¿cómo sería ser un agente de control de tránsito de seres extraños? Que se responda con humor y sátira es lógico, dado que a la premisa no le falta absurdo. En las dos primeras películas, el último plano muestra lo insignificantes que somos ante la vastedad del Cosmos; la tercera lidia con el tiempo y la experiencia a medida que pasa. Así es, pura metafísica entre bichos con mucho humor.

El embajador del miedo fue un clásico de la ciencia ficción y la paranoia en los años sesenta, según John Frankenheimer. En los años 2000, Jonathan Demme realizó una remake interesante: hay un soldado estadounidense que fue prisionero durante la Guerra del Golfo y al que han lavado el cerebro. Otro hombre lo sabe y lo busca porque, nada es casual, aquel soldado está a punto de convertirse en Presidente de los EE.UU. Si en los sesenta fue paranoia anticomunista, aquí Demme lidia a dos puntas con el peligro del terrorismo indetectable después del 11/S y la propia paranoia contra el Estado, vigilante extremo luego de los atentados. De paso, de las mejores actuaciones de Denzel Washington.

La paranoia posterior al 11/S es también la base ideológica de la obra maestra Minority Report, que lidia con el tiempo y el libre albedrío. En un futuro, un sistema especial basado en la mente de tres mutantes permite descubrir un asesinato antes de que se cometa y evitarlo, encarcelando al "pre criminal". Steven Spielberg construye con esta película una aventura de suspenso vibrante gracias además a la presencia de Tom Cruise. Pero lo más importante del filme es la reflexión sobre la posibilidad de ser responsables de nuestros actos tanto como la dinámica del vigilar y castigar. De paso, el personaje de Max Von Sydow (un tipo que tanto podía hacer El Séptimo Sello con Bergman como el villano de Flash Gordon, el Exorcista o aquí un político) es una clase de actuación.

La llegada es una de las escasas películas del género nominadas para Oscar mayores. Realizada por el canadiense Denis Villeneuve, y más allá de alguna pretenciosidad que, por momentos, la vuelven demasiado "pedante", la película trata de la llegada de extraterrestres a nuestro planeta y de cómo comunicarse con ellos. Pero lo más interesante de este filme consiste en que trabaja algo poco elaborado en el género: que los extraterrestres podrían tener una conformación mental diferente de la nuestra, lo que obliga primero a la comprensión. Casi todo lo que sucede en La llegada pasa por ese meridiano; y si bien las actuaciones de Jeremy Renner y, sobre todo, Amy Adams como la protagonista (una lingüista), son un gran atractivo, el tema en sí rezuma originalidad y le otorga un plus a la película.

Y Cloverfield, opera prima de Matt Reeves, es interesante por su forma. Es una película de monstruos: de hecho, el núcleo de la película es que un ser interdimensional con la paciencia de Gozilla y la fuerza de King Kong se dedica sistemáticamente a destruir Manhattan. Pero todo está filmado por un camarógrafo no profesional que acompaña -por azar- al grupo de protagonistas (un muchacho que quiere rescatar del horror a su ex novia y sus amigos). ¿Cómo se ve un hecho monstruoso y extraordinario desde "la gente común"? Sí, también es la pregunta post 11/S. Y Cloverfield, llena de grandes momentos, intenta responder cómo fue tal horror.

Más notas de

Leonardo Desposito

Qué chances tiene Argentina, 1985 de llevarse el Oscar

Qué chances tiene Argentina, 1985 de llevarse el Oscar

Cine "basado en hechos reales" y magistral en Qubit.TV

El ejército de las sombras, obra maestra sobre la Resistencia francesa

Cuatro joyas inéditas para descubrir en Star+

Patinando a la gloria, gran comedia nunca estrenada en la Argentina

Los usuarios de YouTube toman el poder en Hollywood

El MCU lidera en contenido generado por usuario

Obras maestras de todo género para ver en continuado en Mubi

Príncipe de las Tinieblas, obra maestra de John Carpenter

Películas gloriosas que fueron fracasos de taquilla en HBO Max

Blade Runner, una película muy influyente que fracasó en los cines

37° Festival de Mar del Plata: una guía para el disfrute cinéfilo

Mar del Plata también incluye a Arnold

Cuatro joyas de Tim Burton para recorrer en HBO Max

Cuatro joyas de Tim Burton para recorrer en HBO Max

Filmes de festivales sin pasar por los cines en Mubi

Pleasure, una obra maestra sobre el cine erótico

Lo mejor de Star Wars para disfrutar en Disney+

Episodio VII, la mejor Star Wars de todas