And now for something completely different

...and now for something completely different era el slogan de Monty Python, ese grupo que cambió el humor universal integrado por John Cleese, Michael Palin, Terry Jones, Terry Gilliam, Eric Idle y Graham Chapman. También su primer largo, compilación de cuarenta de sus mejores sketches televisivos pero transformados en auténtico cine. ¿Vieron alguna vez el momento exacto en que todo cambia? Eso es esta película, extraordinaria en recursos cómicos y originalidad, absurda y surreal, que hoy además sería absolutamente incorrecta. Vean cómo defenderse de patotas de viejitas o combatir con una banana. Vean la carrera de idiotas. Vean todo.

Los productores

No, no la desangelada versión del musical basado en ESTA película, sino ESTA película, la opera prima de Mel Brooks donde un productor teatral que seduce viejitas para conseguir dinero y un aburrido empleado fiscal idean un plan genial: vender el mil por ciento de una obra que será un seguro fracaso y quedarse son el botín. Consiguen un musical a favor de Hitler, el peor director del mundo y el peor protagonista. Y sucede lo impensado: el público cree que es una parodia y el fracaso se vuelve éxito. Una obra maestra de enorme inteligencia con un cuadro cómico ("Primavera para Hitler") que se burla incluso de nuestros días.

Yoyo

Gran suerte gran que Qubit incluyera la filmografía de Pierre Étaix, uno de los mejores cómicos que dio la pantalla francesa, alumno y gagman de Jacques Tati. En Yoyo, con homenaje explícito al cine mudo, narra la historia de un joven perdido que se vuelve artista exitoso y, luego, de un millonario que lo tiene todo y en realidad no tiene nada. A pesar de lo que parece, no es aleccionadora, sino mordaz, a veces parodica, sutil en su humor y casi un canto a las formas risueñas de la felicidad.

Ninotchka

"¡La Garbo ríe!" decían los carteles que promocionaban esta impecable sátira política de -todos de pie- Ernst Lubitsch con guión de -todos de pie- Billy Wilder. Un grupo de agentes soviéticos viaja a París para tratar de comprender el capitalismo y luego enseñar sus horrores en la URSS. La comisaria que interpreta la Garbo (si nunca la vieron actuar, es tan moderna y espontánea como Meryl Strep, en serio) se enamora, y sus adláteres descubren las bondades del libre mercado, de París y de la libertad de expresión. Y uno se ríe absolutamente de todo lo que pasa.

Más notas de

Leonardo Desposito

Qué chances tiene Argentina, 1985 de llevarse el Oscar

Qué chances tiene Argentina, 1985 de llevarse el Oscar

Cine "basado en hechos reales" y magistral en Qubit.TV

El ejército de las sombras, obra maestra sobre la Resistencia francesa

Cuatro joyas inéditas para descubrir en Star+

Patinando a la gloria, gran comedia nunca estrenada en la Argentina

Los usuarios de YouTube toman el poder en Hollywood

El MCU lidera en contenido generado por usuario

Obras maestras de todo género para ver en continuado en Mubi

Príncipe de las Tinieblas, obra maestra de John Carpenter

Películas gloriosas que fueron fracasos de taquilla en HBO Max

Blade Runner, una película muy influyente que fracasó en los cines

37° Festival de Mar del Plata: una guía para el disfrute cinéfilo

Mar del Plata también incluye a Arnold

Cuatro joyas de Tim Burton para recorrer en HBO Max

Cuatro joyas de Tim Burton para recorrer en HBO Max

Filmes de festivales sin pasar por los cines en Mubi

Pleasure, una obra maestra sobre el cine erótico

Lo mejor de Star Wars para disfrutar en Disney+

Episodio VII, la mejor Star Wars de todas