Warner Bros., hoy parte de Discovery tras una compra megamillonaria, decidió no estrenar ni en la platafoma HBO Max a la que estaba destinada ni en salas la película Batgirl ("Batichica"). Lo curioso es que el filme está terminado y había entrado en etapa de post producción a principios de este año. Con un presupuesto inicial de 75 millones de dólares, terminó costando 90 por la aplicación de medidas de bioseguridad y otros servicios causados por la pandemia de Covid 19. Todo ese dinero, para nada.

No es la única película cercenada de la escudería. También sucede con la secuela de Scoob, el filme en animación 3D sobre Scooby-Doo que el Covid obligó a empujar a plataformas. Esa secuela tiene ya una parte terminada pero quedará en archivo luego de un gasto -según informa Variety- de 40 millones de dólares. Sin embargo, lo de Batgirl es decididamente espectacular. No es la primera vez que un estudio decide no lanzar una película terminada, pero nunca cuando, además y según la propia directora Adil El Arbi (realizadora de la exitosa serie de Marvel/Disney Ms. Marvel), se estaba discutiendo una secuela.

La razón aparente es que Warner había dispuesto de una estrategia de películas realizadas solo para HBO Max, y allí expandir la franquicia de superhéroes DC que posee. Pero la nueva dirección surgida a partir de la fusión con Discovery sugiere que la empresa prefiere que Batgirl sea una película de mucha mayor envergadura pensada para salas. Lo que implica rehacerla. El filme está(ba) protagonizado por Leslie Grace como Barbara Gordon/Batgirl,  J.K. Simmons como el comisionado Gordon, su padre, y Michael Keaton retomaba su rol como Bruce Wayne/Batman, mientras que Brendan Fraser interpretaba al villano Firefly.

No es el único problema con el que se enfrenta Warner con su producción de superhéroes. Tiene terminada The Flash, un filme sobr el superhéroe de la velocidad que además trata sobre universos paralelos (la nueva excusa para recuperar actores y franquicias...) y tiene tanto a Ben Affleck como a Michael Keaton como Batman(es). Pero su protagonista, Ezra Miller, ha sido en estos tiempos repetidamente acusado de abusos, peleas y conductas non sanctas. Por ahora, The Flash -con un presupuesto de 200 millones de dólares estimado- se estenar(í)a en 2023, si no corre la misma suerte que la Batichica.

Más notas de

Leonardo Desposito

Cuatro animés para entender el animé en Netflix

Belle, de Cannes a Netflix

Ciencia ficción más allá de la pura fantasía en Paramount+

La llegada, ciencia ficción sin fantasía

Cuatro filmes esenciales de Steven Spielberg en Netflix

Tiburón, todavía efectiva obra maestra

El mejor cine de los ochenta para ver continuado en Star+

Aliens, el regreso, una obra maestra (sí, señor) de los ochenta

Adiós a Jean-Luc Godard, último sobreviviente de la Nouvelle Vague

Godard a fines de los 50: el hombre y la cámara

Cuatro comedias negras para disfrutar en HBO Max

Este es el fin, cima de la comedia negra

Lo mejor y lo peor del cine fantástico, gratis en Archive.Org

Carnival of Souls, un filme de enorme influencia en el cine

Se extingue el espectador de TV: hábitos de los nuevos espectadores

Jugar y usar redes sociales: pasatiempos favoritos de los más jóvenes

Las reposiciones le ganan a los estrenos en los Estados Unidos

Spiderman vuelve a ganar una alicaída taquilla estadounidense

Cuatro rarezas disfrutables para descubrir en MUBI

Copia Certificada, prueba de la maestría de Abbas Kiarostami