En Argentina, así como en gran parte de los países de sudamérica, el poker llama cada vez más la atención de sus habitantes así como de jugadores extranjeros que buscan títulos y renombre en el exterior. Una prueba definitiva de esto es la alta y exponencial subida en la participación de los casinos físicos y los torneos online argentinos: son fáciles de acceder y su regulación aún no está del todo clara.

Otro aspecto que hacen a los torneos de poker online atractivos es que varias web que “hostean” esta clase de eventos ofrecen guías de juego a sus potenciales jugadores. De esta manera, el poker se vuelve mucho más atractivo, incluso con sus bajos precios de entrada para torneos y la posibilidad de terminar bien en él. Es de esta forma que los casinos online se han convertido en una de las industrias más rentables del país.

La llegada del poker online a la cumbre del entretenimiento

En los últimos dos años, el crecimiento de la presencia de jugadores online se ha incrementado mucho en todo el mundo y de forma repentina. Esta crecida trajo ganancias de cientos de millones de dólares para muchas empresas y jugadores tanto de Argentina como de otras partes del mundo.

Esto se debe a que los hogares y el internet son lugares cada vez más seguros y en los que los jugadores pueden depositar toda su confianza sin temor a que terceros interfieran en sus asuntos. Por otro lado, los juegos online en general se han convertido en grandes instrumentos para divertirse y pasar nuestro tiempo de ocio luego de un largo día laboral o académico.

Sin embargo, el poker online y los casinos de su mismo tipo todavía no han podido superar al negocio de los casinos físicos, cuya cómoda música ambiental y aromas mezclados con la tensión y la emoción siguen atrayendo a cientos de miles de personas a sus espacios. En su caso, los torneos de poker argentinos no son una excepción.  

Argentina: el poker y los casinos de toda la vida

En Argentina, el poker creció muchísimo con el tiempo y ha llegado a convertirse en un juego serio y completamente nacional. Cuando antes podíamos encontrar torneos de forma exclusiva en Buenos Aires, hoy hay varias provincias que funcionan como sede de ellos, tales como Santa Fé, Misiones, La Pampa y Neuquén. Todas ellas tienen hoy una gran fama y atraen a decenas de jugadores para sus torneos.

Mediante el Circuito Argentino de Poker, más conocido entre los familiarizados como CAP, cualquier aficionado del poker (o quizás futuro jugador) puede encontrar el cronograma y las respectivas fechas de los torneos que se dan a futuro en todos los rincones del país. Uno de estos próximos se dará, por ejemplo, en el City Center de Iguazú a mediados de junio.

Los premios de estos torneos suelen ser realmente altos y podemos notarlo gracias a varios ejemplos:

  • Según los datos del CAP, en el Super High Roller que se dió en marzo de este año en el Casino Buenos Aires, quien ocupó el primer puesto en el torneo fue Lucas Landa con casi 5,5 millones de pesos, seguido por Nicolás Puerta con 2.2 millones de pesos. Estos valores son normales en la mayoría de los torneos que se dan en el país.
  • De esta manera, en el Main Event que tomó lugar en las mismas fechas, el Casino Buenos Aires recaudó un total de 52,4 millones de pesos. En este caso, el primer lugar se lo quedó Leandro Amilibia con 10,1 millones, seguido por Aurelio Marambio con 4,4 millones.
  • No podemos olvidar a uno de los casinos más grandes de todo el continente, el Rosario Grand Poker, donde Nicolás Dippolito se quedó con 1,7 millones de pesos en un torneo de apenas sesenta mil pesos de inscripción.

A partir de estos ejemplos podemos afirmar que el poker tiene un gran peso en el país y no parece que vaya a cambiar en un tiempo inmediato. Tanto los casinos online como físicos siguen teniendo vigencia y una alta importancia para muchas personas, un aspecto a tener en cuenta para el futuro.