A solo unas horas de que la selección de fútbol de Estados Unidos en la Copa del Mundo, el presidente norteamericano, Joe Biden, mantuvo una conversación telefónica con el plantel para darles ánimo de cara a su partido contra Gales. "Entrenador, pongame, estoy listo para jugar", bromeó el mandatario al saludar al director técnico del equipo, Gregg Berhalter.

En un vídeo difundido por la federación estadounidense de fútbol, conocida como la US Soccer, se puede ver un segmento de la comunicación mantenida por el mandatario desde su escritorio del Despacho Oval, mientras que del otro lado de la línea, el seleccionado norteamericano lo escucha reunido en el vestuario. 

 
" Muchachos, sé que no son favoritos, pero tienen algunos de los mejores jugadores del mundo en su equipo y están representando a este país", dijo el presidente del Partido Demócrata a los jugadores. 
 
"Sé que van a jugar con el corazón, salgamos a sorprenderlos, sigan confiando los unos en los otros y jueguen tan duro como puedan, por ustedes, sus familias, sus compañeros", pidió. "Todo el país los está apoyando, ojalá estuviera allí para verlos", finalizó.
 
"Es un mensaje muy amable, señor presidente", expresó, por su parte, Berhalter, que agregó: "Todo el equipo está aquí ahora mismo, le agradecemos mucho su apoyo y estamos listos".
 
Selección de fútbol de Estados Unidos

Estados Unidos en Qatar 2022

Tras su fracaso en clasificar al Mundial de Rusia 2018, Estados Unidos volvió a participar en la cita mundialista. Su primer rival será la selección de Gales, que lidera Gareth Bale, con la cual se enfrentará este lunes a las 16 (hora argentina).
 
Luego, se enfrentará a Inglaterra el viernes 25 de noviembre, a la misma hora. Mientras que cerrará su participación en el Grupo B contra Irán el martes 29 de noviembre, también a las 16. 
 
Curiosamente, la participación más destacada de Estados Unidos en la Copa del Mundo ocurrió durante la primera edición, en 1930. Allí, el conjunto norteamericano consiguió el tercer puesto, solo detrás de Argentina (subcampeona) y Uruguay (campeona).