Todo futbolista tiene una fecha de caducidad. Hablar de retiro es casi una prohibición, un dolor de cabeza que ningún deportista quiere padecer. Pero a veces, los terrenales sufren esta cuestión, ya sea por la edad o dificultades físicas. Ahora bien, solo algunos pocos saltan esta regla. Lionel Messi es uno de ellos, ya que a sus 35 años demuestra una plenitud física y futbolística incomparable.

En la presente temporada, el capitán de la Selección Argentina mantiene unas brillantes estadísticas (18 partidos, 12 goles y 14 asistencias). Números envidiables. Sin embargo, ¿cuál es el secreto de esta "nueva era" de Messi en el fútbol?

El Financial Times se preguntó "por qué Messi y (Luka) Modrić, de mediana edad, siguen siendo los mejores del mundo". Para responderla, consultó a Jean Pierre Meersseman, director general del llamado Laboratorio de Milán, quien parece haber descubierto cuál es el problema del envejecimiento deportivo.

Un dibujo de Soren Kunz ilustra la nota sobre Messi publicada por el Financial Times

En lo que respecta a la edad máxima para mantenerse en óptimas condiciones, el médico aseguró que "está en torno a los 40 años, antes eran 33, 34 como máximo". Por lo tanto, explicó que "si podés predecir la posibilidad de lesiones, parás al jugador antes". ¿Cómo corroborarlo? El laboratorio estudiaba el salto del futbolista y luego predecían con un 70% de precisión si se lesionaría o no.

A cada jugador se le otorgó una calificación de entre uno y diez para sus niveles estructurales, mentales y bioquímicos. Quien obtuviera 4,7 o menos corría el riesgo de lesionarse. Un sistema muy exitoso. "El alcance de las lesiones no traumáticas se ha reducido drásticamente en más de un 90%, en comparación con los cinco años anteriores", afirmó Meersseman.

Aunque, el físico no lo es todo. Según explicó el especialista, que trabajó a lo largo de las mejores campañas del Milan durante los primeros años del siglo XXI, Ronaldo -"El Gordo"
era un jugador de lujo. Sin embargo, era propenso a lesionarse. Disfrutaba de las cosas buenas de la vida y no era muy dado a cuidarse. "Es capaz de percibir las situaciones tan rápido, y de reaccionar también". Es decir, el excampeón con Brasil en Corea-Japón 2002 veía el juego casi a cámara lenta.

Hay dos cuestiones relevantes para el laboratorio: la "percepción sensorial" y la "interpretación de los detalles dentro del cerebro". Son detalles que mejoran el juego, pero es una cualidad que se adquiere con la edad, tanto en los jugadores corrientes como en las estrellas. Los futbolistas aumentan su precisión en los pases un 0,25% por cada año que envejecen.

Cómo hace Messi para "ser el mejor" a los 35 años

Si bien la precisión o la visión de juego son factores determinantes para destacarse dentro de la cancha, no son suficientes para que los futbolistas se mantengan en una edad avanzada. Pierden otro tipo de cualidades. Solo los mejores pueden mantenerse, pero necesitan la ayuda de sus compañeros más jóvenes, quienes compensan las cosas que el "viejo" ya no puede hacer.

Este caso se da en la Selección Argentina. Messi no tiene la misma velocidad para ubicarse en la banda derecha. Tampoco tiene esa misma explosividad que lo caracterizo a lo largo de su carrera. Sin embargo, es un jugador más de equipo. La precisión no lo abandonó. Aunque, necesita de la ayuda de sus volantes o delanteros. Rodrigo De Paul y Giovani Lo Celso han sido sus motores en la mitad de la cancha. Le ofrecen ayuda cuando él la requiere, se mueven para que el "10" les dé el balón al pie en ocasión de gol u oportunidad de avanzar al ataque.

Messi y De Paul celebrando un gol de la Argentina

Esto mismo ocurre en el PSG. Kylian Mbappé, Neymar y Hakimi son sus mejores socios. Messi se apoya en ellos para crear las mejores ocasiones de gol. Un ejemplo muy preciso se dio en el encuentro de la fase de grupo de la Champions League ante Benfica. El exBarcelona arranca por la derecha, descarga con el francés, "Ney" se la cede y el argentino define con clase al segundo palo del arquero. Una asociación que todo Francia y el mundo fútbol deseaba ver en acción.

El rosarino pasea, escanea la cancha y registra dónde está todo el mundo. Las estrellas reservan su fuerza para los momentos determinantes. El histórico exentrenador del Arsenal de Inglaterra, Arsène Wenger, diría que "los mejores delanteros de Europa tienen más de 30 años. Aprovechan todos los errores del rival".

Cuáles son las cualidades que mantienen a Messi en un alto nivel de competencia

Según el Financial Times, en una entrevista con Roger Federer en 2019, el brillante tenista suizo aseguró que "lo que más me gusta de Messi probablemente es cuando recibe el balón y es capaz de girar el cuerpo hacia el arco, y entonces tiene una visión completa. Entonces sabes que va a dar un buen pase, o a gambetear, o simplemente a patear. Siempre hay tres opciones para él, y es uno de los pocos que las tiene".

Para Federer, "es definitivamente una ventaja, si llegás a ella. El problema cuando se es más joven es saber usar qué y cuándo". A su vez, destacó que la vida para un jugador es mucho más sencilla cuando está limitado. ¿Cómo es eso posible? "Simplemente, es muy bueno haciendo derechas y reveses en todas las pistas, y puede hacer eso todo el día, toda la noche", detalló. Trasladado al fútbol, esta situación se origina cuando el jugador gana la pelota y la entrega al compañero más cercano.

Por lo tanto, la edad permite tomar mejores decisiones. Las herramientas que uno dispone son mucho más amplias. Quien mejor para dar precisiones sobre la vida de Lionel Messi que Pep Guardiola, el entrenador que logró impulsar la carrera del astro argentino en el Barcelona. El español dijo que si observabas a Messi con la pelota y pulsabas el botón de pausa, siempre tomaba la opción óptima. Pero tardó años en conseguir su mejor versión en cuanto a precisión.

Messi, en sus inicios en Barcelona

Tal como indica el Financial Times, "entre 2005 y 2008, su porcentaje de pases en profundidad, de pases al área y de asistencias no dejaron de mejorar". Luego, comenzó "a completar una mayor proporción de sus gambetas, aunque reduciendo ligeramente su frecuencia".

El propio Messi admitió su crecimiento. Hace tres años, aseguró que "he aprendido a leer mejor los partidos, en qué momento y dónde tengo que ser eficaz y decisivo". Y es así, a sus 35 años, está teniendo un presente espectacular en el Paris Saint Germain. La selección Argentina lo espera con los brazos abiertos para la Copa del Mundo y como el Financial Times es un periódico británico, por las dudas, va un fuerte, claro y contundente: anulo mufa.