El presidente, Alberto Fernández, sufrió una descompensación en la mañana de Bali, Indonesia, donde se desarrolla la Cumbre del G20 cuando se encontraba en una reunión con su par de España, Pedro Sanchez. Luego, fue diagnosticado con una gastritis erosiva con sangrado en una clínica de la ciudad del sudeste asiático.

Tras la emisión de un nuevo parte médico, continuó su agenda “con controles” y concurrió a la bilateral con su par de China, Xi JinPing. Por la noche (20 horas de Indonesia), hizo declaraciones ante la prensa que viaja con la comitiva y allí estuvo Grupo Crónica: “El presidente Xi me explicó que era una excepción absoluta que hace China para con Argentina y así lo tomamos y lo agradecemos".

La bilateral duró 20 minutos y fuentes de la comitiva confirmaron a este medio que “la novedad sobre la ampliación del swap es que esas reservas serán de libre disponibilidad y se podrán utilizar para el intercambio comercial”.

Fernández contó que “fue una muy buena reunión, no es la primera. Había dos temas puntuales que nos preocupan, el primero, el tema de la ampliación del swap, es un tema que venimos trabajando hace varios meses y no teníamos respuesta. Hoy lo que nos informó el presidente Xi es que había autorizado al Gobierno chino a que Argentina disponga libremente de 25 mil millones de yuanes, que significan 5 mil millones de dólares. es una gran noticia, agradecimos profundamente”.

El segundo tema fueron las represas del sur del país. “Era un reclamo que tenemos por una deuda que se mantiene de China por las represas Kirchner y Cepernic. Admitieron que esa deuda estaba pendiente y dio instrucciones al Consejo de Desarrollo par que rápidamente se pongan en marcha para cubrir esa deuda", repasó Fernández.

Fuentes que participaron de la reunión revelaron luego a Grupo Crónica que se planteó “poner al día los desembolsos y un reembolso que viene reclamando la Argentina hace un año y medio. Eso nos permitirá volver a poner a pleno la obra de represas que lleva el 40 por ciento de ejecución. De acá a fin de año, 15 días las operaciones van a estar funcionando a pleno”, prometió tras el ok de Jinping.


“Con Xi -concluyó Alberto -.hablamos de temas que nos preocupan, temas bilaterales, los dos somos profundos defensores del multilateralismo y de la necesidad de que el desarrollo incluya a las personas. Xi Jinping me dijo que tiene el desafío de incluir en la modernidad a los 1400 millones de chinos, y que hay que hacerlo de un modo inclusivo, con justicia social. Y le contesté que era lo mismos que queremos en los países en desarrollo”.


El estado de Salud de Alberto Fernández


Sobre su estado de salud, Fernández agregó: “Les agradezco a todos por la preocupación, estoy bien, estoy trabajando bien”.

Fernández contó que “tuve esta mañana una descompensación producto de una gastritis erosiva, que generó un sangrado que generó una baja de la presión importante. Para verificar exactamente el nivel de sangrado nos trasladamos a un hospital de Bali al solo efecto de hacer una endoscopía”, agregó.