Si bien no fue un aluvión como ocurrió en los últimos meses, los bienes de la canasta básica aumentaron más de 4% en noviembre, perjudicando más a los comercios de cercanía por sobre las cadenas de hipermercados.

En diálogo con BAE Negocios, el presidente de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), Víctor Palpacelli, afirmó que “muchas empresas superan el tope de aumentos del 4 por ciento (tal como acordaron el Gobierno y las firmas). Asimismo, expresó que “el consumo tuvo una caída de 4 por ciento”.

Fuentes oficiales esperan que se cumpla el acuerdo ya que este mes hubo dos “cachetazos”. En primer lugar, a sólo un día del lanzamiento del programa Precios Justos, las empresas alimenticias prepararon la “mejor” bienvenida al ministro de Economía, Sergio Massa. Durante esa semana, hubo aumentos de precios de hasta 10% en todos los canales y formatos, además de planteos irregulares en la relación fábrica-supermercados.

“Como sector vamos a acompañar”, aunque “vemos mal la puesta en marcha de fiscalizaciones por parte de los intendentes. Es algo que puede ser que aleje o desaliente ya que nos expone y esto depende de los proveedores”, expresó Palpacelli. “Hay empresas que superan los montos vigentes de Precios Justos y muchas empresas aumentan los productos que están fuera del programa”, completó.

Consumo caído

"Necesitamos contar con Precios Justos", afirmó la titular de la cámara de supermercados chinos Cedeapsa, Yolanda Durán, quien dijo a este medio que “espero una reunión con Comercio porque no se vende casi nada. Además aumenta todo, y estamos viendo si trasladamos a precios”.

“El consumo está muy retraído”, afirmó Durán, para quien “los aumentos vienen de todos lados y varían “de 7 al 10%”. El pan lactal subió al 12% de incrementos, como el caso de mayor incremento en los super chinos.

Por su lado, el presidente de la Confederación General Almacenera, Fernando Savore, indicó: “el aceite no llega y los aumentos son del 10 por ciento en general. Lácteos, 9%, quesos 10%, yerba 7 a 8%”. “Vivimos un escenario de estanflación, con aumentos sobre aumentos”, sentenció.

Desde su desembarco, el ministro de Economía, Sergio Massa, tuvo -como era de esperar- aumentos de precios en alimentos, bebidas, artículos de higiene y limpieza, núcleo de la canasta básica. Fuentes del sector supermercadista señalaron extremos como la trayectoria del azúcar que el 2 de julio costaba 107 pesos mayorista, y ayer en una autoservicio o almacén, más de 200 pesos.

Fuentes de una cadena nucleada en la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) señaló que los incrementos promediaron en una banda inferior. “Hubo listas que venían con más de 6% de aumentos y no se aceptaron”, expresaron en una compañía, ilustrando lo que pasa en todos los hipermercados.

Más notas de

Francisco Martirena

Después de 20 años, Argentina vuelve a exportar carne vacuna a México

Acuerdo para el regreso de carne vacuna a México, luego de 20 años

Junto al dato de inflación, hubo otro aumento de precios en alimentos y bebidas

Alimentos y bebidas, otro aumento que pone presión inflacionaria

Crece producción química y petroquímica por actividad industrial

Sigue en expansión la actividad

Frutas y verduras: Gobierno saldrá a controlar los precios

Buscarán controlar los precios

Tensión por peaje en el Paraná: Paraguay prepara contraataque

Polémica por la hidrovía y sus costos

Automotrices planean producir 15% más en 2023

Automotrices, con buenas proyecciones

Autoservicios piden mayor entrega de Precios Justos

Faltan artículos en comercios de barrio

Sequía preocupa a la industria textil por menor algodón

Industria textil, jaqueada por la sequía y pocos dólares

Cerrarán acuerdo con empresas para regular precio del pan

Se extiende acuerdo del pan

Automotrices fabricaron 20% más que en 2021

Automotrices piden dólares