Los precios de los combustibles en EEUU caen por séptima semana consecutiva y se acercan a una media de 4 dólares el galón, aliviando el dolor de los precios récord de las naftas en medio de la reducción de la demanda mundial de petróleo.

El coste medio del galón de gasolina normal sin plomo se redujo a 4,16 dólares el miércoles, lo que supone el 50º día consecutivo de descenso de los precios, según OPIS, un proveedor de datos y análisis energéticos. Se trata de un descenso del 17% desde el máximo anterior de 5,02 dólares el galón, alcanzado el 14 de junio.

En junio, cuando los precios eran récord, el costo superaba los 5 dólares y el jefe global de análisis de energía en el Servicio de Información de Precios del Petroleo, Tom Kloza comentaba "las personas, al ver 100 dólares por el ticket, entraban en pánico y se volvían atónitas".

Frente a este panorama, se buscaba una solución urgente, incluso el presidente Joe Biden pensó en quitarle los impuestos a la nafta, sin embargo, muchos economistas le advirtieron que esa acción sería un alivio temporal y que, a la larga, se iba a terminar agravando aún más la situación.

Actualmente, Estados Unidos se encuentra en un ambiente un poco más calmado en cuanto a los precios del combustible, dado que paso de un pico máximo en junio, a lo que cuesta hoy que son 4,16 dólares el galón de gasolina normal. Con esto, marca una reducción del 17% que fue transcurriendo durante estas siete semanas.

En cuanto al mundo petrolero en general, se nota una disminución en el consumo, informó The Wall Street Journal. Esto es debido a la ralentización del crecimiento económico global, teniendo en cuenta que los precios de los combustibles se dispararon en todo el mundo tras la invasión de Rusia a Ucrania. El impacto de ese conflicto para EE.UU se ha atenuado, ya que Rusia pudo seguir vendiendo petróleo a India y China, liberando a Europa y a Estados Unidos para comprar petróleo de otros productores. Lo que, según analistas, está facilitando una mejor administración en los suministros del combustible fósil.

"Se cree que la nafta podría caer por debajo de los 4 dólares el galón durante las próximas semanas si no hay grandes interrupciones en el suministro" dijo Patrick De Haan, jefe de análisis de petróleo de GasBuddy y añadió "Si nada se tuerce, podríamos ver que los precios en octubre, noviembre y diciembre caen notablemente por debajo de los 4 dólares el galón para la media nacional".

El efecto que tuvo la suba de precios causo en los conductores estadounidenses que dejaran de usar el vehículo tan seguido, esto produjo que el consumo de gasolina durante junio/julio cayera entre un 5% y un 10% por debajo de las estadisticas de la década.

No obstante, a pesar de los descensos de precios, sigue habiendo grandes diferencias regionales en los precios del combustible. Recientemente, 19 estados, situados principalmente en el sur, tienen un precio medio inferior a 4 dólares el galón, según OPIS. Mientras que el precio medio en California es de 5,56 dólares, encabezando el más alto del país. En contraparte, el precio medio de la gasolina en Texas es de 3,67 dólares el galón, el más bajo de Estados Unidos.