La actividad industrial volvió a caer 1,1% en mayo, ya acumula una contracción de 3,1% en lo que va del año y en el Gobierno ya achicaron, y mucho, las proyecciones para lo que queda del 2022. De hecho, la expectativa oficial es que la producción del sector llegue a diciembre en niveles inferiores a los del cierre del año pasado. Las restricciones a la importación de insumos, la incertidumbre política y cambiaria y su efecto sobre la inversión y el impacto de la aceleración inflacionaria sobre el consumo, explican el fenómeno. A eso se le suma la suba de tasas generalizada a nivel global, que generará menos demanda externa.

El Indec publicó los datos de actividad fabril de mayo, a través del informe del Índice de Producción Industrial (IPI) manufacturero. La contracción de 1,1% estuvo en línea con lo que se venía observando en la previa, con meses de caída que son sólo parcialmente compensados por meses de algún repunte: un subibaja con sesgo contractivo. La mejora interanual fue de 11,9%, lo que muestra que hubo una recuperación, pero compara contra la fuerte caída que generó la segunda ola de contagios en mayo del año pasado. Además, ese dato deja de lado el presente de marcado estancamiento.

El Ministerio de Economía envió el miércoles pasado el avance del Presupuesto 2023, que consignó una proyección de 3,5% para el crecimiento promedio interanual de la industria a lo largo del 2022. La noticia podría parecer buena, pero no lo es si se observa que el 2021 dejó un arrastre estadístico de 6,4%. Es decir, que si la actividad industrial permaneciera completamente estancada a lo largo de todo año, de todas formas se generaría un crecimiento interanual de 6,4% promedio en 2022. 

Así, el 3,5% de proyección en el avance del Presupuesto 2023 muestra que para Economía la industria habrá sufrido en diciembre una caída de 3 puntos respecto al nivel que había alcanzado sobre el cierre del año pasado, pese a las declaraciones de la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, durante la tarde del jueves, acerca de que la actividad económica está en crecimiento, en línea con las recientes del presidente, Alberto Fernández, que afirmó que la crisis cambiaria es producto de la mejora en la actividad. La expectativa oficial de 3,5% implica una moderación muy marcada respecto al crecimiento de entre 5% y 6% que proyectaba públicamente el ex ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, hace apenas tres meses y que era repetido ocasionalmente por el propio Fernández.

El resultado de mayo estuvo dentro de lo esperado y de hecho desde el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI) habían adelantado una similar contracción, de 1,5%. Las proyecciones hacia adelante no son demasiado optimistas, teniendo en cuenta la restricción importadora que afecta al sector y la caída del consumo que se espera por los altos niveles inflacionarios. A eso se le suma un panorama internacional que parece apuntar hacia cierta desaceleración del crecimiento, con las tasas de interés subiendo en forma acompasada, y que podrá demandar menos productos.  

Desde la consultora LCG esperan una mejora promedio aun menor a la oficial y afirmaron: "Esperamos que la industria opere en niveles inferiores a los de diciembre de 2021, con un crecimiento promedio en el año alrededor del 2,6% anual. Las mayores trabas a la importación de insumos intermedios y la merma en el consumo privado y la inversión, derivado esto de un escenario con mayor incertidumbre económica y política y una aceleración en el nivel de precios, contribuirán al menor desempeño durante el segundo semestre".

Desde ACM coincidieron: "En los próximos meses, con las bajas temperaturas existe el riesgo de que no se logre abastecer por completo a la demanda energética y esto puede afectar la evolución del indicador. En cuanto al segundo semestre, es probable que algunos sectores se vean afectados negativamente por las nuevas restricciones a las importaciones. A esto tenemos que sumarle la incertidumbre económica y política, que afecta negativamente a la toma de decisiones por parte de los agentes de la economía".

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El Tesoro convenció al mercado pero las elecciones ponen un límite

El Tesoro convenció al mercado pero las elecciones ponen un límite

Tesoro enfrenta vencimiento leve pero busca pesos extra para el déficit

Se espera una nueva señal de suba de tasa

La actividad económica acumuló tres meses en baja

La actividad económica acumuló tres meses en baja

La actividad industrial cayó en diciembre y confirmó el estancamiento

La actividad industrial cayó en diciembre y confirmó el estancamiento

UIA reconoció leve repunte de la actividad pero insiste en que se enfrió

UIA reconoció leve repunte de la actividad pero insiste en que se enfrió

La suba de tarifas moderó la ganancia empresaria

La suba de tarifas moderó la ganancia empresaria

Oficializan intervención en CCL, con impacto en reservas

Oficializan intervención en CCL, con impacto en reservas

El Tesoro logró rollover positivo pero menor al necesario

Los instrumentos de corto plazo volvieron a protagonizar

Los dólares financieros dispararon los costos empresarios en diciembre

Los dólares financieros dispararon los costos empresarios en diciembre

Las canastas básicas treparon por encima del 100% en 2022

Las canastas básicas treparon por encima del 100% en 2022