Aunque se sabía que iba a permanecer en niveles mensuales muy altos, la inflación de agosto sorprendió por su elevado número: fue de 7% y así, aunque desaceleró levemente respecto a julio, no logró perforar ese piso. La dinámica de precios no encuentra calma. Se esperaba que estuviera apenas por encima del 6,5% pero finalmente sorprendió para mal al mercado

El dato fue publicado por el Indec a través del informe del IPC correspondiente a agosto. Como de costumbre, las que lideraron en cuanto al mayor alza fueron las prendas de vestir y calzado, con un incremento de 9,9%, que llevó a ese capítulo a una variación de 109% interanual.

Sin embargo, los que más aportaron al índice, también como de costumbre, y debido a su mayor importancia dentro de la canasta de productos que mide el Indec, fueron los alimentos. Subieron 7,1% durante agosto, lo que implicó una aceleración de 1,1 puntos respecto a jukio.

Lo destacó el propio informe del Indec: "La mayor incidencia en todas las regiones la aportó el incremento de Alimentos y bebidas no alcohólicas (7,1%). Dentro de la división, se destacó el aumento de Verduras, tubérculos y legumbres; Azúcar, dulces, chocolate, golosinas, etc.; Frutas; Aceites, grasas y manteca; y Leche, productos lácteos y huevos". 

La inflación interanual alcanzó una variación históricamente alta de 78,5% y en lo que va del año llegó a acumular un alza de 56,4%. En sólo ocho meses logró superar al récord de inflación que había dejado Cambiemos, de 53,8% en 2019.