Finalmente, el ministro de Economía, Sergio Massa, logró completar la parte fundamental de su gabinete dentro de la cartera: nombró como secretario de Política Económica al ya mencionado y discutido Gabriel Rubinstein, en el puesto conocido por funcionar como un virtual viceministro, a cargo de la mirada macro de las diferentes políticas públicas.

Massa realizó el anuncio "oficial" a través de cuenta de Twitter: "Hace algunos días empezamos el trabajo en el Ministerio de Economía. Para confirmar al secretario de Programación Económica debimos esperar a que quien elegimos resolviera un tema familiar y disolviera sus responsabilidades contractuales incompatibles con la función pública".

De esa forma Massa justificó la demora de dos semanas en nombrar a su viceministro. Desde la visión de algunos analistas la falta de un secretario de Política Económica mostraba la falta de una mirada integral en las políticas encaradas durante los primeros días de la nueva gestión. Lo cierto es que los trascendidos indicaban que la no asunción de Rubinstein estaban más relacionados con la negativa desde el sector kirchnerista del Frente de Todos, por los mensajes publicados en redes sociales, con fuertes críticas hacia la vicepresidenta Cristinta Fernández de Kirchner, hace algunos años por parte del nuevo secretario. 

Esta misma tarde Rubinstein se refirió a ese hecho: "Quiero agradecer a Sergio Massa la confianza depositada en mí. Con profesionalismo y pasión, brindaré lo mejor, frente a los desafíos que nos toca enfrentar. Quiero destacar además la amplitud del gobierno de incorporarme al equipo a pesar de comentarios agraviantes de mi parte en redes sociales que no correspondia efectuar".

Massa agregó: "Finalizados estos trámites y gestiones, desde mañana se integra formalmente al equipo del Ministerio de Economía, Gabriel Rubinstein, como nuevo secretario de Programación Económica".

En ese sentido, vale destacar que pese a que mencionó a la Secretaría como Programación Económica, en rigor la oficina hoy acéfala dentro de Economía es la de Política Económica.

Rubinstein, pese a ser un consultor reconocido, cobró alguna notoriedad extra durante el último año porque fue el primero en señalar que, en la previa al acuerdo con el FMI, el BCRA había caído en un nivel negativo de reservas líquidas. Lo que llevó a la presunción de parte suya y de otros economistas de que se estaban empezando a utilizar los encajes en moneda extranjera.