El dólar soja generó finalmente un boom en el ingreso de dólares al mercado de cambios que logró ser aprovechado en buena forma, aunque parcialmente, por el BCRA. La autoridad monetaria logró en lo que va de septiembre comprar divisas por USD3.140 millones, según los números oficiales hasta fin de la semana pasada y los guarismos adelantados por las fuentes del mercado para la actual. Ese desempeño extraordinario, y sobre el cierre del trimestre, ayudó en buena forma a despejar las dudas acerca del cumplimiento de la meta acordada con el FMI: todo parece indicar que las reservas están y, aunque depende de los desembolsos del Fondo y del Banco Mundial, quedó bien perfilada. La gran pregunta es qué ocurrirá con los objetivos fiscales, por un lado, y qué pasará a partir de octubre con la cuestión de los dólares.

Y es que la medida que logró destrabar la meta de reservas nació con fecha de vencimiento. A partir del 1° de octubre no habrá dólar a $200 para el campo y la pregunta es cómo continuará la dinámica hacia adelante, teniendo en cuenta que los pagos al FMI superarán al desembolso de USD4.100 millones que está pronto a ingresar. Pero lo que manda es el corto plazo y por lo pronto quedar perfilado para llegar al nivel de reservas pautado será clave para recibir ese envío de DEG.

En ese sentido, el director de EcoGo, Sebastián Menescaldi, afirmó: "El dólar soja sirve probablemente para acercar la meta de reservas. Hoy están comprados casi USD3.600 millones, con eso se pasó de USD1.500 millones al inicio del programa a USD5.100 millones. Hay que llegar a USD6.425 millones de reservas netas y para eso serán claves los desembolsos del FMI y del BID. Con esas dos cosas se cumple; si no están, la verdad es que no va a ser tan grave. Lo que importa en realidad no es el cumplimeinto en un momento determinado sino tener reservas de manera sustentable y que permanezcan. Para eso será clave lo que ocurra a partir del 1° de octubre".

Desde LCG remarcaron: "La meta de reservas del tercer trimestre va en camino a cumplirse a partir de las liquidaciones motivadas por el dólar soja; sin la asistencia del BCRA al Tesoro en los últimos meses, la meta de emisión está sobrecumplida; ahora el foco parece concentrarse en la meta fiscal, que alcanzarla implicará un gran desafío de cara a lo que resta del año".

El desempeño de septiembre en materia de compra de reservas, a partir del acuerdo alcanzado con el campo, fue extraordinario, al punto de que batió el máximo histórico: nunca el BCRA había logrado comprar tantos dólares a lo largo de un solo mes. Aunque la meta cambiaria del segundo trimestre fue incumplida, la del tercero viene con una señal positiva.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Récord del BCRA: en septiembre superó los USD 3.000 millones de compra de reservas

Al Central le llovieron dólares del campo

Cayó la desocupación y el empleo alcanzó su máximo en veinte años

Cayó la desocupación y el empleo alcanzó su máximo en veinte años

PBI superó lo esperado pero consumo e inversión ya muestran frenos

Todos los factores de la demanda afectarán a la producción

Con megatasa, el Tesoro consiguió una extraordinaria renovación de vencimientos

Tras la segunda vuelta, Finanzas redondeó otra licitación exitosa

El BCRA subió la tasa al 6,2% y sigue por debajo del ritmo de la devaluación

La tasa sigue corriendo por detrás de otros precios relativos clave

El BCRA deberá ajustar la tasa pero el riesgo es una espiralización

El Directorio tomará una decisión en la tarde del jueves

El uso de maquinarias industriales desaceleró su dinámica en julio

El uso de maquinarias industriales desaceleró su dinámica en julio

Se disparó la emisión por intereses de Leliq pero la tasa se atrasó respecto al dólar

Se espera que el BCRA corrija esta semana

Con empleo en alza y salario en baja, el consumo dio señales negativas

O emprego industrial no Paraná expandiu 2% em marco, em comparacão ao mesmo mes do ano passado, enquanto a media nacional registrou queda de 0,6%.Foto: Gilson Abreu/FIEP

La actividad pisó el freno en julio y hubo un parate en la inversión

La actividad pisó el freno en julio y hubo un parate en la inversión