El presidente Alberto Fernández presentó el proyecto de ley para crear una alícuota especial por la renta inesperada, en un acto en el Museo del Bicentenario y defendió la iniciativa que gravará a las empresas que tuvieron ingresos extraordinarios por el aumento de los precios de commodities.

Fernández advirtió que la guerra entre Rusia y Ucrania "es de carácter económico que trasciende las fronteras de los países en litigio" y que esta desencadenando "una creciente falta de alimentos". Recordó además que normas extraordinarias se tomaron también en otros países como Reino Unido, Estados Unidos o Italia.

El Presidente fundamentó la necesidad de equilibrar el hecho de que por la suba de los precios internacionales de los commodities , se encarecieron los alimentos internos porque "nadie desacopla los precios" y pidió un debate "de cara a la gente".

En ese sentido, pidió que la aprobación del proyecto no sea solo una "obligación del Frente de Todos sino de todos los diputados y senadores".  "Lo que necesitamos es que en una situación tan ingrata unos pocos no ganen tanto en desmedro de las inmensas mayorías. Hemos venido a poner igualdad y a construir justicia social"

Qué dijo Guzmán sobre el proyecto de renta inesperada

En la fundamentación del proyecto, Guzmán, afirmó que el Gobierno nacional diseñó un mecanismo para "administrar la renta inesperada de la guerra (entre Rusia y Ucrania) que afecta a millones y beneficia a pocos", al describir que la Argentina y el mundo están enfrentando un problema de inflación y distribución de los ingresos.

Renuncia y presencias en el acto 

Se trató de la primera actividad que encabezó el presidente de la Nación luego de haber despedido al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y en la previa de su viaje a la Cumbre de las Américas que se realizará en Estados Unidos.

El jefe de Estado había respaldado la creación de un impuesto extraordinario para las empresas que obtuvieron sobreganancias producto del incremento de precios de commodities por la guerra en Ucrania.

En la convocatoria en el Museo del Bicentenario, el auditorio estuvo integrado por empresarios, dirigentes políticos, sindicales y sociales.

Entre los primeros en ingresar al acto estuvieron el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, Carlos Heller, quien deberá conducir el debate de la nueva norma,  y el presidente del bloque oficialista, Germán Martínez.

Entre los sindicalistas, los primeros en llegar fueron Pablo Moyano y Hugo Yasky. También dirigentes sociales como Emilio Pérsico y Juan Grabois. Los empresarios cercanos al Gobierno también dieron el presente, como el caso de Antonio Aracre, de Syngenta.