Más de uno tendrá en la lista de metas para este 2023 que acaba de empezar un cambio laboral. A pesar de que hay una menor actividad laboral por las vacaciones, el verano puede ser momento de oportunidades, especialmente en términos de empleos temporarios para reemplazos. Quienes quieran lanzarse a la búsqueda deberán poner a punto su curriculum.

Con el paso del tiempo, la manera en la que se realiza un curriculum vitae se ha modificado, por lo que estar a la par con las nuevas actualizaciones es clave. Una plantilla simple, con información concisa, entendible y sin errores es fundamental.

Un estudio realizado por la empresa Zety durante el 2022, reveló que el 63% de los reclutadores elige currículums que están adaptados al puesto de trabajo específicamente, siendo este unos de los aspectos más importantes. "No decimos que se arme un CV distinto para cada búsqueda, pero sí es importante tener más de uno según el tipo de aplicación, haciendo más hincapié en algunas cosas que otras según convenga." afirma Andres Kloster, CEO y Co-founder de Agencia Eleven, especializada en SEO que presta servicios a clientes en Latinoamérica, Europa y Estados Unidos.

Algunas otras recomendaciones de los expertos son:   

  • Longitud: lo recomendable es que sea de una página, máximo dos en puntuales excepciones, nunca más. 
  • Diseño: aunque quizás esto no aplica en todos los casos, buscar una plantilla común, minimalista y sin tipografías extrañas, facilita la lectura y hace el texto mucho más entendible. 
  •  Foto: si bien lo ideal es no incluir foto, lamentablemente hay empresas que siguen esperando que los CV la tengan. En caso de incluirla se recomienda que no sea foto carnet, recortada, con fondo oscuro y pixelada. Por el contrario, que la foto sea cómo te presentarías a la entrevista.
  • Información de contacto: se debe incluir únicamente teléfono, LinkedIn y mail. No se debe agregar estado civil, dirección exacta (barrio/localidad, si se desea), fecha de nacimiento, ni DNI.
  • Introducción o perfil profesional: acá se puede agregar un breve texto con el background, cuáles son las aspiraciones y habilidades. Es importante que sea coherente con el puesto al que se aplica.
  •  Habilidades: tanto soft como hard skills. Los errores más comunes en la sección de habilidades es colocar: 'Computación' o 'informática', incluir aplicaciones como 'Zoom', conocimiento de 'Windows' y sumar habilidades 'principiantes' o 'iniciales'. 
  • Experiencia laboral: en este aspecto la lista debe ser de la más reciente a la más antigua. Debe incluir posición, empresa, mes de inicio y mes de finalización. Se debe explicar asertiva y detalladamente las responsabilidades del cargo, funciones, resultados y personas a cargo. No es una obligación incluir todo el historial en el CV.
  •  Educación: de la más reciente a la más antigua, en caso de tener un promedio universitario alto se puede colocar sino no. Es vital agregar becas, premios, olimpíadas y participaciones relevantes. En cuanto a los cursos, agregar solo aquellos que tengan que ver con la posición y que sumen valor.

"Debe estar en formato pdf identificado con nombre y apellido. Igualmente, el LinkedIn debe estar actualizado." finalizaron desde la Agencia Eleven. 

Un relevamiento reciente realizado por Grupo Gestión y CIO Investigación entre más de 60 firmas locales reveló que la experiencia laboral es el elemento del CV más valorado por las empresas, seguido por el nivel de estudios y la trayectoria de la persona en cada puesto. Según el mismo estudio, referencias e idiomas son puntos importantes en el CV.