El código QR ganó espacio en las industrias con una multiplicidad de implementaciones ya que permite acceder a esa gran cantidad de información almacenada de manera rápida y directa utilizando un teléfono celular, uniendo así el mundo físico con el digital.

Durante la pandemia, su uso se masificó: las empresas que ya usaban códigos QR potenciaron su frecuencia de uso, mientras que otras que aún no los habían utilizado se animaron a implementarlos para facilitar el intercambio de información de manera sencilla y sin contacto.  Según datos de una encuesta de Statista, en 2021 en los Estados Unidos 45 por ciento de los compradores consultados afirmaron haber escaneado códigos QR, mientras que el 59% confía en que se convertirán en algo habitual para sus teléfonos móviles en el corto plazo.

Qué es el código QR

Los Códigos de Respuesta Rápida (por su nombre en inglés Quick Response Code) no son más que un tipo de código de barras bidimensional capaz de almacenar gran cantidad de información.

Nacieron en 1994 de la mano de un ingeniero japonés de la compañía Denso Wave, subsidiaria de Toyota, y su primer objetivo era lograr que los sistemas telemáticos de los vehículos resultaran más eficientes.

Cinco aplicaciones para el código QR

1. Escanear y pagar. 

Las billeteras digitales fueron los grandes vehículos de este proceso. Según el Banco Central, a fines de 2021 las transacciones interoperables con códigos QR superaban las 50 mil operaciones diarias. “Para el comprador, esto se traduce en la oportunidad de obtener mejores ofertas, acceder a mayores recompensas o comprar con menores costos de financiación”, indicó Juan Huezo, Sr. Director, Product Strategy en Rapyd. 

Martin Federico Alvarez, Marketing business partner de BMO,  agregó que las empresas también adoptaron el QR para mejorar la experiencia de usuario, permitiendo que el cliente pueda saber el precio del producto simplemente escaneándolo desde su teléfono. “Es una ventaja para el comercio, que no tiene que destinar a un trabajador para ir ajustando manualmente los precios cuando lo necesite”.

2. Trazabilidad saludable.

Los códigos QR pueden servir, por ejemplo, como una herramienta importante para ayudar a los proveedores de atención médica a realizar un seguimiento correcto de los pacientes durante su atención. Colocándolos en el brazalete médico de cada paciente y en la hoja de datos de su historial médico, permiten acceder de manera rápida y clara a la información clínica de esa persona. También facilita la administración de medicamentos y las consultas médicas en línea y proporcionan al instante un acceso al historial médico del paciente. "Cada instancia de recorrido del medicamento va pasando por procesos de QR y cada uno de los actores de la cadena generan una especie de checkpoint, indicó Diego Pereyra, experto en Salud de la vertical de Healthcare & Insurance de Softtek y Coordinador de Terapia Intensiva del Sanatorio Güemes.

3. Experiencias.

 Yahoo incluye códigos QR en sus propuestas y campañas cada vez que surge la oportunidad de romper la barrera entre el online y el offline. “Esto permite que el cliente interactúe con el usuario más allá del anuncio, ya sea para impulsar una descarga, divertirse con un juego o mirar un video adicional”, señala Martín Perelmuter, Jefe de Ventas de Yahoo para Latam. Una campaña para Mercado Pago, ‘Make it Rain’, giró en torno a un videoclip interactivo, en el cual los usuarios recibían dinero  al escanear los códigos QR que aparecían en el videoclip cada vez que los artistas realizaban el gesto característico que representa el dinero en el mundo del trap”, dijo Agostina Martino, de GUT Buenos Aires.

4. Unboxing.

El empaque y el unboxing se convierten en momentos clave de la experiencia de compra. Aunque no es sencillo proporcionar un reemplazo de la experiencia que viven los consumidores en una tienda física, el unboxing es el único esfuerzo de marketing con una tasa de apertura del 100%. Los códigos QR pueden colaborar en hacer de esa experiencia un momento único y con valor agregado para el negocio.

Como ejemplos, se puede utilizar un código QR para dirigir a los clientes a un sitio web, donde obtengan más información sobre la historia de la marca, sus valores y su storytelling. Además,  los códigos QR permiten realizar un seguimiento de la actividad del usuario para determinar qué elementos de la campaña han tenido éxito: cada apertura de códigos QR genera datos, incluidos tiempos y ubicaciones.

5. Los NFTs.

Las diversas aplicaciones de los QR en estos entornos van desde otorgar recompensas y agregar pistas o sugerencias dentro de la dinámica del juego, hasta permitir la descarga de contenido. También sirven para acceder más fácilmente a las tiendas de aplicaciones y los juegos.“Poder participar de una experiencia desde la pantalla de tu celular con sólo escanear un código QR es un proceso que saltó muchos pasos que antes eran demasiado engorrosos, como loguearse en una web, dejar tus datos de registro y brindar información adicional”, dice Juan Allen, CMO de Ola GG.