Twitter es lo peor!", tuiteó su nuevo dueño, Elon Musk. Para no alarmar a nadie, rápidamente aclaró: "Pero también es lo mejor". Con apenas dos semanas al frente de la red social, el CEO de Tesla ya introdujo cambios muy importantes y anticipó otros. Sin embargo, algunas de esas modificaciones fueron deshechas apenas después de lanzadas, evidenciando el enorme ensayo que lleva adelante el magnate. Ante las quejas, las burlas y las preguntas, Musk aclaró: " Twitter hará muchas cosas tontas en los próximos meses".

Tras despedir a casi la mitad de los empleados, el multimillonario introdujo —dudas y modificaciones de por medio— un pago de ocho dólares mensuales para acceder al tilde azul de verificación. La función trajo preguntas: ¿las instituciones también deberán pagar? ¿Un verificado pago no abre la posibilidad para que cualquiera se posicione como confiable, aunque no lo sea? ¿Quien no paga queda relegado? 

Ante esto, Musk estrenó ayer una etiqueta que decía "Oficial" en las cuentas verificadas de Gobiernos, medios y otras instituciones. Además, implementó una herramienta que permitía ver si una cuenta verificada tenía el tilde azul por pagarlo o porque es una figura pública. Cuando muchos informaron al respecto, la función ya no existía más. ¿Qué pasó?

"Lo acabo de anular", contestó Musk ante las preguntas. "El tilde azul será el gran nivelador", agregó, desdiciendo así a algunos de sus empleados que habían destacado la nueva función. "Tengan en cuenta que Twitter hará muchas cosas tontas en los próximos meses. Mantendremos lo que funciona y cambiaremos lo que no", aclaró el nuevo dueño de Twitter o, como él se denomina, "Operador de la línea directa de quejas de Twitter".

Más preguntas que respuestas sobre el nuevo Twitter

El mensaje de Musk hace todo menos calmar las aguas. Por ejemplo, es cada vez más fuerte el rumor de que la red social será totalmente paga. Algo así haría que solo los que quieran suscribirse a esta tendrían acceso, hecho que no acaba de convencer a muchos tuiteros. Redes como Telegram o Mastodon se frotan las manos ante esta posibilidad, ya que implicaría una migración masiva mayor que la que está ocurriendo ahora.

Otra idea del CEO de Tesla es hacer un formato mixto, donde haya un Twitter de pago y uno gratuito que convivan, pero sin las mismas ventajas. Hay una realidad y es que la empresa pierde dinero a montones, a tal punto que Musk debió vender aún más acciones de Tesla para financiar el acuerdo y los compromisos más urgentes. 

Platformer informó que fuentes de Twitter señalaron que el pago de 8 dólares por Twitter Blue podría no tener una gran repercusión monetaria en la compañía, si se tiene en cuesta que uno de los cambios que se implementarán en ese servicio será la reducción a la mitad de la publicidad: se perderán 6 dólares por usuario, con lo que el beneficio total sería solo de 2 dólares por cada cuenta. Un Twitter pago, entonces, sería la alternativa.

"El problema es que crear una cuenta falsa es extremadamente barato, tal vez sea una décima de centavo", dijo Musk durante una discusión pública el miércoles, con el objetivo de calmar a los posibles anunciantes y usuarios. "Al cobrar 8 dólares al mes, aumenta el costo de un bot o troll entre 1.000 y 10.000. ¿No tendría un actor estatal USD 8 millones al día para crear un millón de cuentas falsas? Bueno, sí, tienen la presupuesto. Pero aquí está el problema. No tienen un millón de tarjetas de crédito, y no tienen un millón de teléfonos. Ese es el truco real. No hay forma de superar eso. Y perseguiremos vigorosamente cualquier suplantación de identidad", explicó el magnate.