Trabajar en Twitter no es para cualquiera. Y en el nuevo Twitter, menos todavía. Bien lo sabe Elon Musk, que desde que llegó a la red social se encontró con problemas viejos y ocasionó nuevos con sus intentos de solución. Su gestión comenzó con un recorte de la mitad del personal de la empresa, y algunos despidos escandalosos en el medio.

No fueron los últimos. Esta mañana, el magnate advirtió a toda la empresa que quienes se quieran quedar deberán trabajar "muchas horas" y con "mucha intensidad". Les dio un ultimátum con apenas dos días para decidir: o trabajan duro o cobran su indemnización y se van.  

Los empleados de Twitter recibieron un mail esta mañana titulado "Una bifurcación en el camino". Allí, Musk adjuntó un enlace, y les comunicó que quienes quisieran quedarse en la empresa debían hacer click ahí. Quien no lo haga en los próximos dos días está fuera de la compañía, advirtió el magnate en el mail al que accedió Forbes

La llegada de Elon Musk revolucionó Twitter

La construcción del nuevo Twitter

En el correo, Musk habló de construir un " Twitter 2.0", pero reconoció que para alcanzarlo la empresa tendría que ser "extremadamente dura", trabajando muchas horas y con mucha intensidad. “Solo un desempeño excepcional constituirá una calificación aprobatoria”, alertó.

El nuevo jefe dijo que el nuevo Twitter se centrará más en la ingeniería y que aquellos que escriben "buen código" tendrán la mayor influencia. “Si está seguro de que desea ser parte del nuevo Twitter, haga clic en Sí en el enlace a continuación... Independientemente de la decisión que tome, gracias por sus esfuerzos para que Twitter sea un éxito”, agregó Musk.

El correo electrónico llegó después de los despidos masivos y de muchas renuncias, la más reciente de las cuales incluyó el liderazgo en privacidad, seguridad y confianza de la empresa. Musk también despidió a un ingeniero por Twitter, aunque el CEO luego borró su tweet diciéndole al miembro del personal que se habían ido. El exempleado luego le dijo a Forbes que Musk y su equipo de Twitter eran "un grupo de cobardes".

Más problemas para Elon Musk

El ultimátum laboral de Musk se produce después de que a los empleados de Twitter se les dijera la semana pasada que regresaran a la oficina por un mínimo de 40 horas a la semana a menos que tuvieran una exención específica. Algunos miembros del personal no estaban seguros de permanecer en Twitter, mientras que otros querían salir de un ambiente tóxico, dijo un empleado que se fue recientemente al Wall Street Journal.

Según medios locales, la empresa estaba monitoreando los mensajes internos del servicio de mensajería Slack y las cuentas de Twitter del personal. Al menos 20 de los que hicieron comentarios críticos sobre la empresa y su nuevo líder fueron despedidos. 

Las últimas semanas fueron tumultuosas para el Twitter de Musk, luego de un lanzamiento fallido del servicio insignia de suscripción premium Twitter Blue, con un tilde azul que fue ridiculizado al punto de que se suspendió al inscripción hasta el próximo 29 de noviembre.

El correo electrónico de Musk, enviado el miércoles, describía que Twitter se centraría en la ingeniería, afirmando que era "una empresa de software y servidores". “El diseño y la gestión de productos seguirán siendo muy importantes y me reportarán, pero aquellos que escriban un gran código constituirán la gran mayoría de nuestro equipo y tendrán la mayor influencia”, agregó.