La corte de Los Ángeles falló a favor de Angelina Jolie, en una disputa legal con su exmarido Brad Pitt por la posesión de la bodega francesa Chateau Miraval, que compartía la pareja desde 2008 cuando se mudaron al castillo del viñedo. Toda la propiedad está valuada en 167 millones de dólares

Separados en 2019 con enfrentamientos legales de por medio, Pitt había demandado a su exmujer por haber vendido su parte de las bodegas que habían comprado juntos y donde se casaron en 2014. Según él, acordaron no desprenderse de su participación sin el consenso del otro y ella se la vendió al fabricante de licores Stoli. 

"Cualquier ser humano racional estaría feliz de que Stoli fuera un socio en su negocio. Tiene un marketing y una distribución de primera categoría", dijeron informantes cercanos al negocio al medio Page Six y explicaron que la firma ofrece enormes oportunidades para hacer crecer el negocio.

Con todos los reflectores sobre ellos, en 2008 "Bradgelina" se había mudado a la finca, que estaba por completo bajo su control y donde el actor de "Había una vez en Hollywood" trabajó en la administración de los viñedos y bodegas Miraval. Unos años más tarde contrajeron matrimonio en ese mismo lugar, rodeados de sus hijas e hijos. 

Tras enfrentamientos legales por la tenencia del castillo, este viernes un juez de Los Ángeles falló a favor de la actriz de Maléfica

La decepción de Brad Pitt

A pesar de todo, Jolie había logrado vender su parte de la finca y fue acusada por su exmarido por querer buscar "ganancias inesperadas" que no fueron generadas por su trabajo. Fuentes cercanas habían considerado en diálogo con el medio estadounidense que Pitt se había dejado llevar por el "rencor y la ira" luego de su conflictiva separación. 

El actor dijo que había "invertido dinero y sudor" para hacer de Miraval uno de los productores de vino rosado más respetados del mundo, con ingresos anuales superiores a 50 millones de dólares.