Después del lanzamiento de "Monstruo: la historia de Jeffrey Dahmer", Netflix pudo recuperar algunos de los millones de suscriptores que perdió a principio de año. Es que la producción dirigida por Ryan Murphy desató un enorme furor al poco tiempo de su estreno. Parte de su éxito tiene que ver con la capacidad del actor protagonista para llevar a la pantalla la personalidad perturbadora del asesino: ahora, el director reveló que Evan Peters se mantuvo metido en el personaje durante 10 meses para hacer la serie, imitando su forma de vestir y sus gestos.

En el mundo del cine y la televisión lleva mucho esfuerzo poder interpretar a este tipo de personajes, y muchos eligen la "actuación de método" (method acting), un estilo de preparación actoral que implica meterse de lleno en la personalidad y forma de vida del personaje a interpretar. En 2019, el actor Joaquin Phoenix afirmó que para poder ser el Guasón en la película homónima de Todd Philips debió realizar un entrenamiento físico y emocional para poder ponerse en la piel del personaje. Ahora, Peters decidió implementar la misma técnica para meterse en la piel de Dahmer.

Evan Peters se quedó con el rol de la serie del año.

Netflix: Evan Peters como Jeffrey Dahmer

Respecto a la serie sobre el asesino de Milwaukee, Peters reveló que estuvo un tiempo largo para terminar de decidirse si aceptar el rol o no. "Sabía que iba a ser increíblemente oscuro y desafiante, además de tener que bucear en la psicología de ese lado extremo del comportamiento humano", confesó el actor.

Para eso, lo primero que hizo fue mirar una famosa entrevista que le hicieron a "El caníbal de Milwaukee" en 1994 en el medio Dateline, para poder tener un principal acercamiento de lo que iba a ser. Luego de eso, le llevó alrededor de seis meses de preparación, en los que se quedó en personaje "por más difícil que fuera".

"Tiene la espalda muy recta. No mueve los brazos cuando camina, así que me puse pesas en los brazos para ver cómo se sentía. Llevaba los zapatos del personaje con taloneras, sus vaqueros, sus gafas, tenía un cigarrillo en la mano en todo momento", explicó Evans.

Durante los cuatro meses de preparación y los seis meses de rodaje, Murphy señaló que Peters llevaba pesas de plomo alrededor de los brazos y taloneras (como una especie de tacos) en los zapatos para conseguir el físico de Dahmer y "básicamente se mantuvo en este personaje, por difícil que fuera, durante meses."

Familiares de Dahmer aseguran que nadie les pidió permiso para llevar adelante el proyecto de Netflix.

Peters explicó que quería que todas las "cosas externas fueran algo natural" durante el rodaje. "Vi muchas imágenes y también trabajé con un entrenador de dialecto para bajar su voz. Su forma de hablar era muy distinta y tenía un dialecto. Así que también me puse a crear este compuesto de audio de 45 minutos, que fue muy útil. Lo escuchaba todos los días, con la esperanza de aprender sus patrones de habla, pero en realidad, en un intento de tratar de entrar en su mentalidad y entender que cada día que estábamos rodando. Fue una búsqueda exhaustiva, tratando de encontrar momentos privados, momentos en los que no pareciera estar consciente de sí mismo, para que pudieras echar un vistazo a cómo se comportaba antes de estas entrevistas y de estar en prisión", contó.

Netflix: todas las noticias

La salud mental de Evan Peters

No es la primera vez que Murphy y Peters trabajan juntos, ya que desde la primera temporada de la serie antológica de terror American Horror Story el actor interpretó papeles con un trasfondo oscuro. En cada temporada (10 actualmente) el reparto de actores tiene a un personaje distinto, ya quye en cada una cambia la trama. Asesinos, jóvenes perturbados y hasta el líder de una secta fueron algunos de los personajes que le tocaron a Peters en las distintas entregas.

En el caso del líder sectario Kai Anderson en la temporada Cult, el papel lo obligó a mantenerse un tiempo alejado de las cámaras debido al gran shock que le causó en su salud mental.

Fue justo en esta última temporada mencionada en donde Peters comenzó a tener un deterioro grave en su salud mental a raíz de interpretar al líder de un culto inspirado en Charles Manson. En ese sentido, al actor no le quedó otra opción que tomarse un descanso de la actuación.

Fueron necesarios dos años de descanso y terapia para sacarse de la cabeza al personaje”, afirmó el intérprete en una entrevista en Entertainment Weekly en el marco del aniversario 10 del show. 

Controversia por la familia de Dahmer: el padre del asesino serial quiere llevar a juicio a Netflix

A pesar de los aplausos que se llevó Evan Peters por su rol, en la vida real la familia del asesino serial no reaccionó de la mejor manera posible, ya que una fuente cercana a ellos afirmó que nadie de la producción de Netflix se intentó contactar con ellos para darles una autorización. Ahora, Lionel Dahmer quiere ir a la Justicia contra la plataforma de streaming.

"Por todo lo que he visto y presenciado personalmente, Lionel no fue contactado para ninguno de estos programas de  Netflix. He hablado personalmente con algunos abogados y también hemos hablado con su editor al respecto debido al caos que se está produciendo y las historias que hemos visto", comentaron.

"Lionel y su apoderado están recopilando información y estudiando una posible demanda contra el equipo de producción o posiblemente contra  Netflix. Hubo cero cuidado en absoluto sobre su bienestar", agregaron.

Por su parte, el creador Ryan Murphy no opina lo mismo: el director afirma que se trató de algo por lo que investigaron por mucho tiempo. "Por supuesto que, en los tres años de preparación intentamos contactar a víctimas y personas del círculo de Dahmer, pero nadie nos respondió, pero hicimos lo mejor con nuestro equipo para probar que los que dijeron los involucrados era la verdad".