El pasado fin de semana fue feriado en los EE.UU. y la taquilla de ese país no se recuperó incluso con promociones. Las dos películas más vistas fueron el restreno de Spiderman-Sin camino a casa (con once minutos más) y Top Gun-Maverick, que lleva asombrosas (para estos tiempos) quince semanas en cartel. Pero los números son decepcionantes: la primera recaudó 6,55 millones y la segunda, 6. De hecho, es probable que inviertan posición con el filme de Tom Cruise terminando en 7,9 millones. Toda la taquilla estadounidense fue en estos días de poco más de 50 millones. Para comparr, el año pasado en la misma fecha se estrenó Shang-Chi y la Leyenda de los 10 Anillos, de Marvel/Disney y, sola, recaudó 94 millones.

Es universal. En la Argentina, el fin de semana anterior tuvo a las dos películas top por encima de los 120.000 espectadores; esta semana 30 días con mi ex (primera) tuvo poco más de 57.000 y la segunda (Dragon Ball Super: Super Héroes) 49.800. ¿Cuál es el problema despues de cuatro meses de buenos números? Que no hay películas "grandes". Las consecuencias de la pandemia continúan: muchos filmes están sin terminar, los que hay por estrenar congregan públicos no masivos y no alcanzan para sostener el negocio.

En la Argentina, agosto y septiembre eran los meses tradicionales de las películas masivas nacionales. Pero solo la de Suar se acerca (con más de 632.000 espectadores) a una marca notable; la otra en cartel -Un crimen argentino- no llegó en dos fines de semana a 50.000. Falta ver qué sucede con Argentina 1985, la película del Juicio a las Juntas que tuvo este fin de semana su paso por el Festival de Venecia. Pero el negocio se volvió familiar: por eso restrenar tanques rinde. Es lo único que el espectador no especializado (el que sostiene el negocio) quiere ver.

Más notas de

Leonardo Desposito

Películas de superhéroes para quienes odian a los superhéroes

Capitán América, un homenaje a los años 40

La televisión tradicional ya no tiene nuevos espectadores

Canales FAST, la respuesta de la TV a Internet

Cuatro animés para entender el animé en Netflix

Belle, de Cannes a Netflix

Ciencia ficción más allá de la pura fantasía en Paramount+

La llegada, ciencia ficción sin fantasía

Cuatro filmes esenciales de Steven Spielberg en Netflix

Tiburón, todavía efectiva obra maestra

El mejor cine de los ochenta para ver continuado en Star+

Aliens, el regreso, una obra maestra (sí, señor) de los ochenta

Adiós a Jean-Luc Godard, último sobreviviente de la Nouvelle Vague

Godard a fines de los 50: el hombre y la cámara

Cuatro comedias negras para disfrutar en HBO Max

Este es el fin, cima de la comedia negra

Lo mejor y lo peor del cine fantástico, gratis en Archive.Org

Carnival of Souls, un filme de enorme influencia en el cine

Se extingue el espectador de TV: hábitos de los nuevos espectadores

Jugar y usar redes sociales: pasatiempos favoritos de los más jóvenes