El próximo jueves se incorporarán a las carteleras cinco películas, de las cuales una es un restreno, La lista de Schindler, que vuelve a las salas veinticinco años después de su estreno original. Fue la película que le dio el primer Oscar como director a Steven Spielberg (ganaría un segundo tres años más tarde por Rescatando al Soldado Ryan) y se convirtió rápidamente en un clásico del último medio siglo. No está nada mal poder verlo nuevamente en pantalla grande.. De los otros cuatro títulos, hay uno que seguramente pelee por los primeros puestos en una taquilla que está resultando excepcional para el mes de enero gracias al éxito de dos películas animadas, Wifi Ralph y Dragon Ball Super: Broly, más otros estrenos que resultaron de interés para el público.

La película que puede mantener los buenos números es El regreso de Mary Poppins, donde, medio siglo después de que la producción de Walt Disney se convirtiera en un éxito global, el personaje retorna para reorientar la vida de aquellos niños de entonces, en la ficción del nuevo filme transformados en adultos. Aunque no tuvo las nominaciones al Oscar que se esperaban (la original ganó varios, de hecho), sí es uno de los títulos por los que la Disney apuesta más fuerte este año. Protagoniza Emily Blunt y dirige Rob Marshall (Chicago).

Es bueno ver una reposición como La lista de Schindler en pantalla grande

Hablando del Oscar, una de las nominadas importantes llega a las pantallas este jueves. El vicepresidente es la historia de Dick Cheney, acompañante de George W. Bush, narrada como una comedia absurda bajo la dirección del especialista en cine cómico Adam McKay (El reportero, Loco por la velocidad). El trabajo de Christian Bale como Cheney es una de las actuaciones del año y, claro, está nominado a los premios de la Academia.

Otra nominada es Somos una familia, filme del japonés Hirokazu Koreeda (Nuestra hermana menor) que no solo ganó la Palma de Oro en el último Cannes sino que acaba de ser mencionada para la categoría de película extranjera por la Academia de Hollywood. Koreeda es de los realizadores más importantes de las últimas dos décadas, desde que triunfara en Bafici en 2000 por su opera prima After Life. Ya uno de los títulos de la temporada por calidad cinematográfica.

El panorama lo completa el filme de terror No mires, más que interesante ejemplo estadounidense de un género que siempre funciona.