El barril de petróleo crudo cotizaba hoy con tendencia positiva en sus valores en los mercados internacionales de Nueva York y Londres.

El crudo West Texas Intermediate (WTI), que opera en el mercado de futuros de Nueva York (Nymex), subía esta mañana 3,93% y se comercializaba a USD99,48 el barril en los contratos con entrega en abril.

En tanto, el crudo tipo Brent del mar del Norte, de referencia en Europa y que opera en el mercado electrónico de Londres (ICE), ganaba 4,82% y el barril se pactaba a USD102,69 en los contratos para mayo, según la agencia Bloomberg.

En tanto, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) informó que su canasta de crudos cerró ayer a USD99,22 el barril, frente a los U$S 96,67 del viernes, lo que representó una suba de 2,64%.

Escalada del petróleo

Las sanciones financieras impuestas por los países occidentales sobre activos, fondos, empresas y bancos rusos y en especial sobre las cuentas de Moscú en el sistema de pagos internacionales Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication (SWIFT), dejaron prácticamente al borde del aislamiento y colapso financiero al Kremlin.

Esta decisión llevó a la suspensión de la actividad bursátil en Moscú y a un severo derrumbe de la moneda rusa, el rublo, que se despeñó 25% cerrando a 105 unidades por dólar.

Las dificultades en el suministro de energía proveniente desde Rusia hizo aumentar el precio del crudo que acumula una suba de casi 30% desde comienzos de 2022.

De todas formas, la escalada del conflicto llevó a que varias compañías petroleras como la neerlandesa Shell y la británica BP abandonaran sus proyectos y negocios en Rusia.

Habrá que ver qué pasa con otras empresas como Exxon que tiene negocios y explotaciones en común con la rusa Rosneft o empresas como Halliburton con una alta exposición en Rusia.

Aún con todo, el mercado espera con expectativa la reunión en la cual, hoy, el cartel petrolero de la OPEP+, deberá decidir si aumenta su producción para intentar morigerar los precios del crudo.

Arabia Saudita, el principal país productor de petróleo ya anticipó que se mostrará inclinado a mantener en unos 400.000 barriles diarios, el aumento de la oferta, algo que se considera insuficiente para los países importadores.

En respuesta, los países consumidores han dicho que volverán a verter sobre el mercado una nueva porción de sus reservas estratégicas de crudo en el mundo.

El temor a una prolongación del conflicto y a una nueva interrupción en el suministro de insumos impulsó también la demanda por los metales.