Este baño de realidad se confirmó luego de la postura más agresiva que adoptó el Banco Central Europeo al subir en 75pbs la tasa de política monetaria en la reunión de septiembre y los subsiguientes cometarios de los miembros de la Fed avocando por otra suba de 75pbs la semana que viene. Por su parte, la inflación de agosto en Estados Unidos sorprendió al alza, llevando la inflación interanual a 8.3%. La sorpresa inflacionaria cementó la suba de 75pbs el próximo miércoles mientras que llevó al mercado a incorporar una tasa de política monetaria de 4.5% para marzo 2023. La recalibración de expectativas presionó a las tasas de interés, donde los bonos del tesoro americano a 1 y 3 años subieron 75.7 y 76.5 pbs, respectivamente, en el último mes, siendo los de mayores subas. Sin embargo, el mercado continúa esperando un corte en la política monetaria para el segundo semestre del año que viene, algo que queda muy distante de los últimos comentarios realizados por los miembros de la Fed. A nivel global, la renta fija experimentó una caída de 4.9% en el último mes con los bonos con vencimiento mayor a 10 años retrayéndose 8.0%, mientras que aquellos con vencimiento a 1-3 años lo hicieron 2.5%.

A pesar de la renovada presión en las tasas del tesoro americano, los mercados emergentes se mantuvieron relativamente resilientes. En su conjunto, los mercados emergentes acumularon una pérdida de 3.1% en el último mes, no muy distante de lo observado en la renta fija global. Los bonos con grado de inversión sufrieron una caída de 3.3% en el período, mientras que los de alto rendimiento exhibieron una caída más apaciguada (-1.9%), dinamizado por el segmento de menor calidad crediticia (Caa/Ca-D). Esto último impulsó a los mercados emergentes a superar el rendimiento de los bonos de alto rendimiento en EE.UU. (-3.8%) y Europa (-3.4%). Los segmentos de mayor vencimiento fueron los más afectados por el renovado impulso en las tasas de interés a nivel mundial, esto se encontró en línea con lo observado a nivel global.  Por el lado de la región, los bonos en dólares exhibieron una dinámica similar a la observada en el resto de los países emergentes.

Las nuevas proyecciones luego de la reunión de la Reserva Federal del próximo miércoles brindarán una visión actualizada de hasta donde espera llegar la Fed con el ciclo de subas. En nuestro Balanz Thoughts (link) indicamos que empieza a lucir atractivo moverse hacia mayor vencimientos a lo largo de la curva de rendimientos en Estados Unidos. Después de los datos de inflación en Estados Unidos vemos un riesgo a que el escenario futuro sea uno donde la tasa de la Fed se acerque más a 5% que a 4%, con lo que la presión sobre las tasas de interés podría seguir materializándose. Sin embargo, vemos atractivo empezar a construir posiciones en los segmentos medios de la curva del tesoro.

En línea con la resiliencia relativa experimentada por la renta fija emergente, los spreads soberanos se mantuvieron estables durante el último mes. El EMBI, que mide el diferencial de tasas de interés entre mercados emergentes y las tasas de tesoro americano, exhibió un leve aumento de 0.3pbs en el último mes. En lo que respecta a las geografías, el cambio en los spreads fue más bien heterogéneo y acotado, donde Europa exhibió una compresión de 39pbs, mientras que en el resto de las regiones se mantuvo sin cambio. Por el lado de los países de la región, el foco estuvo en Argentina y las señales de moderación en la agenda económica, que impulsaron una amplia compresión en los spreads en el último mes. Sin embargo, de cara al futuro, las condiciones financieras continuarán ajustándose y con los spreads en estos niveles todavía vemos espacio para que puedan volver a ampliarse.


La semana que viene| Política monetaria en Estados Unidos; Actividad en América Latina 

Dentro del ámbito internacional, el foco estará en la decisión de política monetaria de la Reserva Federal, a conocerse el miércoles, en donde se espera una suba de 75pbs tras la sorpresa inflacionaria de agosto. La atención también estará en las nuevas proyecciones que presente la Reserva Federal para actividad, inflación y, principalmente, para la trayectoria de la tasa de política monetaria. El jueves se conocerá el balance de cuenta corriente del 2T en EE.UU., para el que se espera una reducción del déficit hacia USD 258.000 millones, desde los 291.400 millones del 1T, junto con el indicador líder de agosto, para el que no se esperan cambios y que viene de retroceder 0.4% en julio. Ese mismo día se informará la confianza del consumidor de septiembre en Europa, cuyo valor fue de -24.9 en agosto, acompañado por la actividad manufacturera de septiembre en Kansas. La semana termina con el índice PMI (septiembre) para EE.UU. y Europa, los cuales vienen de ser de 51.5 y de 49.6 en agosto respectivamente.

En la región, el foco estará puesto en la tasa de política monetaria de Brasil el miércoles, para la cual se espera que se mantenga sin cambios en 13.75%. La semana comienza con actividad (julio) de Colombia el lunes. El martes Brasil presentará los ingresos fiscales (agosto), mientras que México dará a conocer las ventas minoristas (julio). El miércoles se publicarán datos de desempleo en Uruguay y la confianza del consumidor de Colombia, ambos correspondientes a agosto. El jueves el foco estará en la inflación de mitad de mes de septiembre en México y en las minutas del Banco Central de Chile. Para el viernes se espera el índice de precios al productor de Chile (agosto).

Dentro del ámbito local, la atención estará en los datos de actividad y en el balance fiscal. El martes se publican los datos del PBI del segundo trimestre, se espera una variación de 0.7% t/t según la mediana de la encuesta del BCRA. El miércoles se conocerán los datos fiscales (agosto) junto con el balance comercial (agosto) y la tasa de desempleo del segundo trimestre, para la cual se espera que haya aumentado 0.2pps respecto al valor anterior (7.0%). También se informará el índice líder (agosto) de la Universidad Di Tella. El viernes se publicará el balance de cuenta corriente del segundo trimestre.