En lo cambiario volvió a recalentarse la cosa luego de la pausa de la últimas semana. Por la vía del AL30 el MEP saltó 7,22% a $248,03; mientras que con el GD30 el alza del MEP fue del 6,73% a $247,90, y del 6,28% en el cable a $252,22; sigue cayendo así la brecha entre cable y MEP luego de su vuelta hace tres semanas, del 1,69% contra el del AL30 y 1,74% contra el del GD30. El ccl resultante de los precios del ADR y papel local de GGAL se disparó más de dieciséis pesos a  $254,04. Los bonos mostraron una pausa a la paliza de los últimos tiempos y mostraron un tímido rebote con varias ruedas volátiles y con marcadas reversiones de menor a mayor; el AL30D subió un 3,3% (llegó a acumular un rojo sobre el 6% al tocar el mínimo del martes), y un 3,89% el GD30 en MEP y 4,55% en cable (misma recuperación luego de sumar negativos del 6,98% y 6,49%, respectivamente); dejando así la diferencia entre cotización de bonos se sostiene en 13,8% (hace tres semanas en 17,58%), y se sigue considerando oportunidad de arbitraje); mientras que los instrumentos que ajustan por CER también rebotaron.

Curva en Pesos + CER y Dólar
S&P Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs fue de menor a mayor, y en la mayoría de los casos maquillada por un buen viernes. Hubo pocas variaciones significativas, del lado rojo encontramos las de EDN (7,73%) y CRESY (3,47%), sin dejar de lado la caída de MELI (10,75%) que sigue volátil y recorta así parte del salto de hace una semana; mientras que los principales verdes se produjeron en PAM (8,26%) e YPF (3,11%). En la plaza local abundaron los verdes por la ayuda cambiaria, siendo las de mejor semana TXAR (16,14%), COME (15,35%), TGNO4 (13,50%), TRAN (9,72%) y ALUA (9,68%); mientras que lo más flojo fue MIRG (1,55%) y RICH (0,42%) cayendo a contramano. El volumen no da buenas noticias, el promedio diario de la semana quedó apenas debajo de los 1.200 millones de pesos, sólo como elemento esperanzador puede tomarse que en la mejor rueda de la semana (martes) se operó el mayor monto, sobre los 1.600 millones de pesos.

Los mercados internacionales siguen mostrando distintas caras. El mercado más grande del mundo tuvo un fuerte recorte a las buenas recuperaciones de la semana pasada, maquillada por la buena reversión del viernes, que dejó variaciones negativas del 2,21% en el SP500 y del 4,30% en el Nasdaq. Los commodities también se movieron dispares, metales flojos con oro abajo 0,88% a USD1.810 (tocó USD1.784 el viernes), y plata un fuerte 5,87% a USD19,87 (llegó a USD19,39); mientras que un crudo volátil subió 0,89% a USD108,48 (con mínimos y máximos en USD104,58 y USD114, respectivamente). Brasil por su parte se mostró mejor en términos relativos, el Bovespa subió 0,29% y el tipo de cambio subió 9 centavos, quedando a 5.33 reales por dólar (suma 60 centavos de suba en cinco semanas alcistas consecutivas).

S&P 500 gráfico por TradingView

De cara a lo venidero, veremos el lunes con el feriado del norte como reacciona el Merval a la noticia de renuncia y sobre todo el dólar, y respecto al último sobre 265 pesos veo una posible dinamización alcista (llegamos rápido a los 250 planteados como destino en la nota anterior), mientras que debajo de 245 podría enfriarse el envión de junio (en el índice, una apertura bajista de la semana sería la confirmación de achiques al menos hacia 86 y 83 mil puntos). En el extranjero, el SP500 no sostuvo 3860 pero sí 3730 puntos, por lo que sobre el segundo valor debería volver al primero (Nasdaq sobre 11.600 a 12.300). En commodities, metales confirmaron la mala señal de la semana pasada, y oro debajo de USD1.790 y plata de USD19,50  buscarían USD1.750 y USD18,50; mientras que el petróleo parece definir su marcha en lo inmediato en función de que logre sostener sobre USD110. En Brasil no hay cambios, debajo de 102 mil el Bovespa debería terminar visitando 94 mil, mientras que el dólar sigue al alza contra el real en la medida que la paridad sostenga 5.25 (a 5.45).

* Analista TM Inversiones