La plaza cambiaria volvió a recalentarse luego de la pausa de la semana anterior, con un achique menor el viernes luego que se conocieran medidas que limitan la tenencia de cedears por parte de empresas, que podría tener el efecto buscado en lo inmediato pero parecen estar a años luz de resolver alguna cuestión de fondo. Por la vía del AL30 el MEP saltó 8,24% a $315,32 (27,50% en lo que va de julio); y por medio GD30 la escalada del MEP fue del 8,30% a $315,50, y del 8,29% en el cable a $326,47; se sostiene la brecha entre cable y MEP en 3,48%. El ccl resultante de los precios del ADR y papel local de GGAL subió veinticuatro pesos a  $327,19. Los bonos aún no tocan fondo; el AL30D cayó 2,37%, y 3,83% el GD30 en MEP y 4,20% en cable; baja así la diferencia entre cotización de bonos al 11,71%, desde el 13,54% de hace una semana.

S&P Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs tuvo amplia mayoría de rojos. Del lado alcista hubo pocas participantes pero todas mostraron verdes considerables: SUPV (15,50%, saltó su precio a partir del anuncio de recompra de acciones por parte de la empresa), EDN (9,89%) CRESY (6,86%) y BBAR (5,09%); sin dejar de lado la buena semana de GLOB (12,90%) y MELI (10,71%). De todos modos los rojos fueron mayoría y con caídas no menores: CEPU (4,98%), TEO (4,43%), PAM (2,90%) y TGS (2,48%). En la plaza local hubo varias que subieron sobre el dólar: ALUA (23,78%, salió balance y anunció pago de dividendos), TGNO4 (16,20%), TRAN (13,96%), COME (13,62%) y TXAR (12,76%). En cuanto al volumen, subió considerablemente a 1.750 millones, contra los 1.150 de la semana pasada; suba que se observó principalmente del miércoles adelantes, operando cómodamente sobre los 2.000 millones de pesos en jueves y viernes (Cedears operaron en promedio 10.500 millones de pesos del miércoles en adelante); volviéndose así más que evidente la enorme caída en la demanda de dinero.

 

Las plazas extranjeras tuvieron una buena semana. El norte sigue su recuperación y dio buenas señales más allá de la floja rueda del viernes, las subas fueron del 2,55% en el SP500 y del 3,45% en el Nasdaq. Los commodities se movieron dispares, oro lo mejor con un marcado menor a mayor subió 1,15% a USD1.726 (tocó USD1.680 el jueves), plata cayó 0,68% a USD18,56 y crudo el más flojo cayendo 2,65% a USD95 precio crítico para más caídas (tocó USD104 el martes antes de comenzar a caer). Brasil tuvo un rebote discreto, el Bovespa subió 2,46%, principalmente por la suba del dólar que fue de 9 centavos para quedar en 5.50 contra el real, la paridad más alta desde enero (acumula 80 centavos de suba desde junio).

S&P 500 gráfico por TradingView

Mirando a lo que viene, nuestro mercado medido en ccl quedó en 347 por lo que tal vez busque volver sobre 365, sin olvidar que debajo de 340 se va a 310; mientras que en lo cambiario la cosa sigue complicada, ya cotizamos sobre 315 pesos y de no caer de ese valor los riesgos de escalada agresiva siguen activos, pudiendo buscar más rápido que lento los 380 y 400 pesos; respecto a los bonos lo mismo que hace una semana, simplemente esperar si en algún momento dejan de caer. En lo internacional, el norte dio una buena señal y mientras que el SP500 sostenga 3920 puntos y el Nasdaq 12200, deberíamos ver mayor recuperación (a 4060 y 13 mil, respectivamente). En commodities, oro tuvo un buen rebote luego de tocar USD1.680, y mientras los sostenga la recuperación podría buscar los USD1.750, mientras que plata se muestra más floja pero sigue sobre USD18,50; y el crudo quedó de cara a su valor crítico, si arranca la semana en baja quebraría para profundizar a USD90 y USD85. Brasil sigue igual, dio el rebote a la zona de 98.500 puntos, veremos si le alcanza para buscar 102 mil o vuelve abajo al objetivo en 94 mil puntos; mientras que en la plaza cambiaria el dólar logró superar los 5.45, y mientras siga sobre ese valor la moneda brasilera vería mayor depreciación hacia al menos 5.70.

* Analista TM Inversiones