La semana de los ADRs se presentó como una versión mejorada de la anterior, con subas y bajas pero con amplia mayoría de papeles alcistas lo cual se pondera considerando un contexto que resta mucho más de lo que suma. Entre las más flojas encontramos a EDN (3,73%) y CRESY (3,66%), mientras que la de peor semana fue GLOB cayendo 5,71%; mientras que del lado alcista tuvimos varias destacadas (la mayoría del sector energía) a pesar de los recortes no menores del viernes: YPF (15,78%), TGS (11,11%), LOMA (5,62%) y PAM (4,22%), con VIST volando 25,37% y MELI subiendo 6,55% a pesar de su fuerte caída para cerrar la semana. En la plaza local se destacó la buena semana de RICH (10,68%), COME (6,34%), BYMA (5,99%) y TGNO4 (4,93%); mientras que lo más flojo fue TXAR con su fuerte caída del 6,97%. En cuanto a los montos operados, se volvió a operar un volumen promedio diario por debajo de 2.000 millones, tomando como elemento positivo que los días de mayor volumen fueron los alcistas (nobleza obliga, ésta aspecto parece venir ponderando poco últimamente).

Los mercados internacionales se movieron al alza pero con una marcada reversión bajista. El norte había empezado la semana con mucha fuerza al alza y parecía disipar rápidamente los miedos que dejó el mal cierre de la semana pasada, pero el buen dato de empleo del viernes generó una reacción muy adversa (alimenta expectativa de suba de tasas para combatir la inflación) que llevó a recortar buena parte de las ganancias y dejó variaciones positivas del 1,51% en el SP500 y del 0,62% en el Nasdaq (ambos índices llegaron a acumular subas sobre el 6% antes de comenzar la caída). Los commodities tuvieron una muy buena semana; oro subió 1,99% a USD1.694, plata 5,84% a USD20,11 (fuerte salto el lunes, martes llegó a cotizar USD21,23) y el crudo voló 16,89% a USD93,19 (OPEC anunció recortes en la producción). Brasil mostró su mejor cara entre lunes y martes reaccionando de manera muy positiva al resultado de la elección presidencial y luego se mantuvo estable; el Bovespa saltó 5,76% mientras que la paridad entre dólar y real se desplomó 21 centavos a 5.20, dejando así una voladura del índice medido en dólares del 10,15%.

SPX gráfico por TradingView

De cara a lo que viene, veremos como nuestro mercado ajusta luego de los feriados sin perder de vista que las referencias del Merval en ccl son las mismas, destacando en ese sentido la buena reacción en la zona de USD445, que mientras la sostenga deberíamos ver un intento por superar los 480/5 (debajo de USD440 profundiza a USD420); mientras que en la renta fija se dio en principio la reacción en la zona de mínimos anuales, el desafío ahora será sostener esa recuperación; y en lo cambiario todo igual, sobre 300 pesos podríamos ver una vuelta al pico en 330. En lo internacional, el norte de nuevo parece quedar pendiendo de un hilo, y veríamos mayores caídas en la medida que el SP500 no sostenga los 3.640 puntos y el Nasdaq los 11 mil. Los commodities están interesantes, oro recuperó USD1.680 y mientras sostenga podría volver a USD1.730 que ya tocó esta semana e incluso buscar USD1.760, mientras que plata no debería caer de USD19,50 para ver un nuevo intento por superar USD21; y por último el crudo ya se encuentra cercano a su valor a superar que son los USD95 (superando podría volarse a USD105), y debajo de USD88 profundizaría achique hacia los USD84. Y Brasil debe sostener la buena suba de esta semana, o sea el Bovespa no caer de 115 mil puntos (buscaría 120/1 mil), y en lo cambiario mientras la paridad no vuelva sobre 5.25 debería seguir cayendo hacia la zona de 5.10, que de quebrarla habilita mayor apreciación hacia los 4.90.

IMV gráfico por TradingView

En lo cambiario tuvimos una semana de retroceso, sin la referencia de un cierre de semana donde el dólar a nivel global se revaluó fuerte luego de retroceder la semana anterior. Por medio del AL30 el MEP cayó 3,46% a $290,42; mientras que por la vía del GD30 la baja fue del 3,05% a $293,25 en MEP y de apenas el 0,60% a $307,12 en cable; saltando así la brecha entre MEP y cable a casi el 5%, cuando hace una semana apenas superaba el 2%. El mercado de bonos se movió de menor a mayor pero dio una primera buena señal al reaccionar en zona de mínimos, veremos ahora si da para una recuperación mayor (creemos que debería darse salvo que entremos en una nueva etapa de desplomes generales); el AL30D rebotó 4,34%, y 4,57% el GD30 en MEP y 1,99% en cable; quedando casi sin variaciones la diferencia de cotización entre bonos en 13,06%.

* Analista TM Inversiones