El tipo de cambio fue mostrando un leve retroceso hasta el jueves, recuperando buena parte del mismo en la suba del viernes. Por la vía del AL30 el MEP achicó 0,89% a $300,82; mientras que por medio del GD30 el achique fue del 0,33% a $302,48 en MEP y del 1,15% a $308,96 en cable; se achica así la diferencia entre MEP y cable quedando apenas sobre el 2%. En la plaza de bonos corrió sangre y ya se presentan cercanos los mínimos de julio, lo cual se presenta como oportunidad para quien suscribe; el AL30D se desplomó 10,34%, y 13,34% el GD30 en MEP y 12,28% en cable; se achica así a 12,80% la brecha de cotización entre bonos desde los 16,70% de hace una semana.

Curva en Pesos y Dólares + CER
Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs repartió verdes y rojos, que considerando un contexto internacional flojo no dejar de ser destacable. Entre las de peor semana se encuentran GGAL (9,69%), BMA (9,57%) y PAM (4,01%); mientras que las que subieron contra mercado fueron EDN (12,23%), IRS (7,96%) y CEPU (3,29%), sin dejar de mencionar la excelente semana de VIST (10,05%). En la plaza local mostraron leves subas RICH (2,32%) y TXAR (1,07%); pero hubo varias castigadas como BYMA (10,57%), VALO (4,80%), TGNO4 (4,55%), COME (3,73%) y CVH (3,32%). En lo referido al volumen, el promedio diario cayó considerablemente y quedando debajo de los 1.900 millones de pesos, desde los 2.300 millones de hace una semana, y presentado como dato negativo que los valores más altos se operaron en lunes y martes los días de caídas más fuertes (promedio de esas dos ruedas cercano a los 2.200 millones de pesos, contra los 1.700 de los tres días restantes).

Las plazas extranjeras siguen sin mostrar reacción. El mercado más grande del mundo tuvo otra semana decepcionante, donde con la buena rueda del miércoles abría la esperanza de un rebote pero los malos jueves y viernes echaron las ilusiones por la borda, que dejaron caídas del 2,91% en el SP500 y del 3,01% en el Nasdaq, además de nuevos mínimos anuales en ambos casos. Los commodities es el único lugar donde encontramos verdes; oro subió 1,08% a USD1.660, plata 0,79% a USD19 (tocó USD18 el miércoles) y el crudo 0,47% a USD79,67 (con picos de USD76,28 y USD82,92). Brasil achicó en la semana previa a las elecciones presidenciales, el Bovespa cayó 1,50% mientras que el real se depreció 15 centavos contra el dólar dejando la paridad en 5.41, lo que lleva la caída del índice medido en la moneda estadounidense al 4,33%.

SPX gráfico por TradingView

Mirando a lo venidero, el Merval en ccl llegó a la zona mencionada en USD445, y debe mostrar reacción en esta zona sino la caída continuaría al menos a los USD420; y por el lado de la renta fija ya en valores cercanos a los mínimos anuales, parecen precios atractivos para armar posición; mientras que en lo cambiario mientras siga sobre 300 pesos podríamos ver una vuelta al pico en 330. Fronteras afuera, el norte terminó fea la semana perdiendo los mínimos de junio, por lo que mientras el SP500 no recupere 3.640 puntos y el Nasdaq los 11 mil, no deberían sorprendernos mayores bajas. Los commodities siguen igual, oro debajo de USD1.680 es para no tocar, y plata tocó USD19,30 sin poder superarlo; mientras que el crudo mostró reacción al acercarse a USD75 pero no logró meterse sobre USD85, que son sus referencias inmediatas. Brasil por su parte amagó con quebrar los 108 mil puntos pero los supo sostener, por lo que podría buscar los 115 mil una vez más (no sorprendería que finalmente termine quebrando al alza o baja el rango en función del resultado eleccionario), y en lo cambiario ya estamos próximos al valor crítico en 5.45, que si lo supera habilitaría una mayor depreciación de la paridad hacia 5.75 (sino rompe podría achicar a 5.25 y 5.10).

* Analista TM Inversiones