En la plaza cambiaria parecía que iba a haber calma luego de una vuelta a la actividad menos revoltosa que el índice, pero terminó moviéndose al alza. Por medio del AL30 el MEP subió 2,55% a $297,82 ; y por la vía del GD30 la suba fue del 1,97% a $299,04 en MEP y de 1,95% a $313,11 en cable; quedando así levemente debajo del 5% la diferencia entre MEP y cable (hace dos semanas apenas superaba el 2%). Los bonos siguen sin levantar cabeza, con los mínimos de fines de julio ya muy cercanos; el AL30D cayó 3,58%, y 4,10% el GD30 en MEP y 3,17% en cable; se reduce así apenas la brecha entre bonos a 12,45% (en 13,06% hace una semana).

Curva de rendimientos en pesos y dólar + CER
S&P Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs fue muy floja, aún peor que la de las castigadas plazas internacionales, sin papeles que se muevan al alza, lo que no sucedía hace ya algún tiempo. Dentro del invicto lado bajista, las de peor caída fueron TGS (8,41%), YPF (7,37%), GGAL (7,01%), TEO (6,78%) y PAM (5,69%), sin dejar de mencionar a MELI con su catastrófico 14,18%. En la plaza local podemos agregar entre las de mala semana a TGNO4 (10,49%), COME (7,28%), ALUA (5,60%) y MIRG (4,30%); mientras que la nota la dio RICH con su leve suba del 1,75% a contramano de todo. En lo respectivo al volumen, el promedio diario cayó fuerte a 1.550 millones desde los casi 2.000 millones de hace una semana, sin dar señales contundentes (a favor, el volumen de la buena rueda del jueves fue de 1.760 millones, y en la caída del viernes de 1.110).

Las plazas extranjeras siguen desconcertando con su volatilidad. El mercado más grande del mundo cayó dejando sensaciones encontradas, principalmente por la enorme reversión alcista de la rueda del jueves (antes de la apertura se conoció el dato de inflación sobre lo esperado y los índices se desplomaron para recuperarse durante la jornada), seguida por la caída del viernes que no permite identificar aún un rumbo claro, quedando con caídas del 1,55% el SP500 y del 3,15% el Nasdaq. Los commodities tuvieron una semana muy floja luego de haberse sostenido bien en la anterior; oro cayó 2,95% a USD1.644, plata 9,31% a USD18,24 y el petróleo 8,08% a USD85,60 (tocó USD93,60 el lunes). Brasil recortó buena parte de las fuertes subas de la semana anterior, el Bovespa cayó 3,70% mientras que la paridad real dólar saltó 13 centavos a 5.33, lo que dejó la caída del índice en la moneda estadounidense en un importante 6,03%.

S&P 500 gráfico por TradingView

Mirando a lo venidero, nuestro índice podría caer fuerte si quiebra 135 mil puntos, mientras que medido en ccl queda algo comprometido en la medida que no vuelva sobre USD445 (debajo de USD420 se podría poner feo); y los bonos deben mostrar reacción dada su cercanía con los mínimos históricos; y en lo cambiario sobre 300 pesos volveríamos al pico en 330. Fronteras afuera, la volatilidad del norte complica todo, el SP500 debería volver sobre 3.640 puntos y el Nasdaq sobre 11 mil (debajo de 3.540 y 10.300 respectivamente, habilitarían mayores caídas). Los commodities quedaron bastante feos, oro no sostuvo USD1.680 por lo que podría volver al mínimo reciente en USD1.620, mientras que plata debajo de USD18,50 es para mirar de afuera, y el crudo si logra sostener USD84 podría mejorar. Brasil por su lado vuelve al rango entre los 108 y 115 mil puntos, y en lo cambiario la vuelta de la paridad sobre 5.25 podría llevarnos nuevamente a la zona de 5.45.

* Analista TM Inversiones