El tipo de cambio subió pero no deja de dar la sensación de mantenerse controlado. Por medio del AL30 el MEP subió 1,86% a $294,91; mientras que por la vía del GD30 las subas fueron del 0,97% a $295,07 en MEP y de apenas 0,44% a $305,80 el ccl; y queda así en 3,66% la brecha entre tipos de dólar. Los bonos siguen recuperando; el AL30D subió 3,82%, y 2,67% el GD30 en MEP y 3,39% en cable; quedando así la brecha de cotización entre bonos en 14,42%, levemente debajo del 15,71% de hace una semana pero significativamente por encima del 15,71% de hace dos.

Curva de rendimientos Pesos y Dólares + CER
S&P Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs fue mixta, con los bancos flojos y las energéticas muy fuertes. El podio de los mayores rojos fue exclusivamente financiero: BBAR (3,51%), GGAL (2,93%) y BMA (1,48%). Por su lado las de mejor semana fueron: EDN (10,15%), PAM (7,77%), YPF (6,56%), IRS (5,25%) y TGS (4,32%). En la plaza local hubo algunos papeles que se volaron como TGNO4 (25,66%), TXAR (15,22%), ALUA (15,15%) y TRAN (14,67%); mientras que la nota la dieron VALOR y RICH con sus caídas del 9,18% y 3,80% contra mercado, respectivamente. Respecto al volumen, pegó un salto importante superando los 2.170 millones de pesos de volumen promedio diario, contra los 1.590 millones de la semana pasada, y si contamos sólo del martes al jueves (mejores ruedas de la semana) el promedio diario quedó rozando los 2.390 millones de pesos, mostrando una expansión considerable para moverse al alza.

Las plazas extranjeras mostraron marcadas disparidades. El mercado más grande del mundo fue el de mejor performance, lo cual se pondera especialmente por las caídas que mostraron la mayoría de las peso pesados como reacción a los balances (META, MSFT, GOOG y AMZN mostraron rojos de distinto tenor; mientras que AAPL fue la única moviéndose al alza); cerrando con alzas del 3,95% en el SP500 y del 2,09% en el Nasdaq. Los commodities también se movieron mixtos, metales nunca terminan de afirmarse, oro cayó 0,74% a USD1.644 y plata 0,93% a USD19,22; mientras que el crudo se mostró firme subiendo 3,70% a USD88,28. Brasil tuvo una semana de fuerte retroceso, en la que parece haber primado el conservadurismo como postura para esperar el resultado de las elecciones; el Bovespa cayó 4,49% mientras que la paridad entre dólar y real subió 14 centavos a 5.30 (tocó 5.39), dejando una fuerte caída del índice medido en dólares del 6,93%.

S&P 500 gráfico por TradingView

Mirando a lo venidero, el Merval en ccl llegó rápidamente a la zona de USD485, veremos si logra superar para buscar los USD510, debajo de USD470 se daría una vuelta a USD440; los bonos deben seguir recuperando luego de testear con éxito los mínimos de julio, y el dólar cable por su parte sigue sobre 300 pesos por lo que podría activar una suba. Fronteras afuera, el SP500 llegó a los 3.900 puntos planteados, no así el Nasdaq a los 11 mil, veremos en el comienzo de la semana si el rebote fue hasta acá o hay continuidad, en ese caso el SP500 irse cómodamente sobre los 4 mil puntos (debajo de 3.850 achica a 3.750 y 3.640).  En commodities, los metales pincharon sus arranques, oro debería superar USD1.670 y plata USD20,50 para que mejoren sus posibilidades de corto, mientras que en el petróleo sigue lo planteado y sobre USD85 debería llegar a USD95 en poco tiempo. Para Brasil habrá que conocer los resultados de las elecciones y cómo reaccionará el mercado, considerando quien suscribe que más allá de preferencias no estamos en una situación ni por asomo similar a la que estuvo Argentina en 2019, si Bovespa arranca al alza debería afirmarse sobre 115 mil puntos para buscar 120/1 mil y de superar saltar a 128/30 mil (debajo de 113 mil a 108); mientras que en lo cambiario una paridad debajo de 5.15 habilitaría mayor apreciación hacia 4.90/5 reales por dólar, mientras que sobre 5.45 depreciaría a los 5.60/5.70, todo en un rango para no pensar en variaciones disruptivas.

* Analista TM Inversiones