La plaza cambiaria retrocedió fuerte luego de acumular más de 35% de suba en las últimas cuatro semanas. Por medio del AL30 el MEP cayó 12,28% a $276,60; mismo guarismo de la baja para adquirir GD30 a $276,71, mientras que en el ccl la caída fue del 11,70% a $288,28; sube así la brecha entre MEP y cable a 4,19%. El ccl resultante de los precios del ADR y papel local de GGAL cayó treinta y siete pesos a  $289,55. Los bonos recuperaron el último mes de caída; el AL30D voló 32,89%; y 28,68% el GD30 en MEP y 27,81% en cable; se desploma así la diferencia entre cotización de bonos al 7,66%, contra el 11,71% de hace una semana, un 13,54% de hace dos y con un pico sobre el 17% a comienzos de junio.

S&P Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs fue símil a la de los bonos, recuperando buena parte de lo caído en el último mes e incluso más. Con totalidad de subas de dos dígitos (habría que buscar en el registro histórico si alguna vez ha sucedido) las más destacadas fueron EDN (30,89%), CEPU (27,54%), YPF (27,49%), TGS (26,69%), GGAL (26,62%), IRS (26,22%) y BMA (26,07%), y no podemos dejar de mencionar a VIST con su fulminante 44,17%. En la plaza local también predominaron los verdes, lógicamente más moderados por la fuerte apreciación cambiaria, dando la nota COME como única roja del panel líder, con un ínfimo 0,32%; y al alza destacaron HARG (9,38%), VALO (9,13%), TGNO4 (8,89%) y TRAN (7,89%). Respecto a la actividad operativa tuvimos marcadas novedades, subiendo el volumen diario promedio sobre los 2.500 millones de pesos, contra los 1.750 de hace una semana y los 1.150 de hace dos; alcanzando su pico el miércoles al rozar los 3.500 millones, buena noticia considerando que fue el mejor día de la semana para nuestros activos.

Los mercados internacionales consolidan su buen momento. El norte se muestra firme, y ya cercano a nuevas zonas a superar debido a las fuertes subas del 4,26% en el SP500 y del 4,45% en el Nasdaq (En la semana salieron los balances de las gigantes, y salvo en el caso de META todos fueron bien recibidos en el mercado; lo mismo el discurso de Powell del miércoles luego de que la FED decida aumentar las tasas en 75 puntos básicos). Los commodities también tuvieron una buena semana, oro subió 2,26% a USD1.765, plata saltó 9,47% a USD20,32, mientras que el crudo mejoró 3,46% a USD98,28. Brasil tuvo una semana tremenda, producto de la combinación entre el alza del 4,29% en el Bovespa y la fuerte caída de 32 centavos del dólar para el real a 5.17; lo que dejó una enorme suba medido en la moneda estadounidense del 10,84%.

S&P 500 gráfico por TradingView

De cara a lo venidero, en nuestro mercado se deben validar las fuertes expectativas pagadas durante la segunda mitad de semana, en ese sentido el Merval medido en ccl no debería caer de USD400, y en la medida lo logre podría continuar subiendo a USD450 y USD475 (debajo de USD400 lo esperan USD385 y USD365); los bonos deberían sostenerse sin caídas fuertes y como marcamos la semana pasada el tipo de cambio debajo de los 315 pesos desactiva alarmas de espiralización en lo inmediato, y mientras continúe debajo de 300 podría incluso apreciarse a 265/270 pesos. Fronteras afuera, el norte viene firme pero ya se encuentra cercano a valores que debe superar para mayores alzas, que son los 4160 puntos en el SP500 (planteamos 4060 como target en la nota anterior y los superó con claridad) y 13 mil en el Nasdaq. En commodities, el oro logró volver sobre USD1.750, por lo que en la medida que los sostenga debería continuar recuperando a USD1.785 y USD1.830; mientras que plata con su fuerte salto tiene como consigna sostenerse sobre USD20 (debajo de USD19,50 volvería a los mínimos de días atras) y sobre USD20,50 subiría un dólar más, el crudo en la medida que no caiga de USD94 (debajo a USD90 y USD85) debería terminar volviendo a la zona de USD105. Brasil dio muy buenas señales esta semana, el Bovespa sobre 102 mil continuaría recuperando, y la paridad real dólar continuaría apreciándose en la medida que no vuelva sobre 5.25.

* Analista TM Inversiones