La plaza cambiaria tomó temperatura luego de algunas semanas de tranquilidad, principalmente en la jornada del jueves luego de que se conociera la intención del gobierno de anular concesiones a autopistas. Por la vía del AL30 el MEP saltó 8,43% a $293,38; mientras que por medio del GD30 la suba fue del 9,14% a $294,19 en MEP y del 7,22% a $301,15 en ccl (los valores más altos desde la fuerte caída del 29/7); así cae la diferencia entre MEP y cable por debajo del 3%. Los bonos tuvieron una mala semana, sobre todo en la segunda mitad; el AL30D cayó 5,31%, y 4,84% el GD30 en MEP y 3,16% en cable; crece así marginalmente la brecha de precio entre bonos al 14,82%, que sigue considerándose oportunidad de arbitraje para quien suscribe.

Curva de rendimientos pesos y dólar + CER
Merval gráficopor TradingView

La semana de los ADRs fue lógicamente mala. Las mejores fueron las únicas en evitar el rojo; YPF y TGS que curiosamente no subieron sino que cerraron igual que siete días atrás. Del lado bajista las de mayor castigo fueron CRESY (13,49%), TEO e IRS (9,66% cada una), GGAL (7,14%) y PAM (6,33%). De la plaza local, lo mejorcito lo encontramos en TRAN (8,70%), CVH (4,23%), TGNO4 (2,66%) y BYMA (2,48%); mientras que las más castigadas fueron ALUA (4,46%), HARG (3,98%) y TXAR (3,86%). En lo respectivo al volumen, el promedio diario cayó a 2.200 millones de pesos desde los 2.450 millones de la semana pasada, pudiendo marcar como un elemento a tener en cuenta que el peor día de la semana (jueves) fue el de mayor actividad operativa con casi 2.500 millones.

Las plazas extranjeras se volvieron a complicar. El mercado más grande del mundo había tenido un lunes de continuidad a la buena recuperación de la semana anterior, pero el martes conocido el dato de inflación mayor al esperado hubo desplome (cayendo 5% en promedio), que marcó el ritmo del resto de la semana, que dejó fuertes rojos, del 4,77% en el SP500 y del 5,77% en el Nasdaq. Los commodities mostraron distintas caras, oro cayó 2,45% a USD1.674, plata subió 3,94% a USD19,56 y crudo recortó un leve 1,05% a USD85,28 (el miércoles había llegado a cotizar sobre USD90). Brasil no pudo escapar a la marea roja, el Bovespa cayó 2,69% mientras que el real se depreció 10 centavos contra el dólar, quedando la paridad en 5.25 y dejando así una caída del índice en la moneda estadounidense del 4,67%.

SPX gráfico por TradingView

Mirando lo venidero, nuestro índice en dólares quedo apenas debajo de los USD500, por lo que podríamos ver una corrección sino recupera rápido ese valor (debajo de USD480 podría buscar USD450); mientras que los bonos siguen adeudando la superación de los máximos alcanzado con la designación de Massa; y a nivel cambiario un ccl sobre 300 pesos activa algunas alarmas y deja abierta la posibilidad de volver a los máximos de fines de julio. Fronteras afuera, el norte dio malas señales ya que no sostuvo los valores planteados la semana pasada y además terminó debajo de 3.900 puntos el SP500 y 12.200 el Nasdaq, que mientras no sean recuperados dejan abierto el escenario para mayores caídas (en principio a 3.750 y 11.500, respectivamente). Los commodites muestran algunas contradicciones, oro perdió USD1.680 y si bien quedó cerca de recuperar ese precio mientras no lo haga es para no tocar, y plata tuvo un buen cierre semanal y podría sostenerse mientras cotice sobre USD19,30 (en la rueda del viernes mostró una excelente reversión luego de tocar USD18,80); mientras que un crudo sobre USD84 nos permite pensar en un nuevo intento por superar USD90. Brasil perdió envión esta semana, aunque el Bovespa volvió a bancar los 108 mil puntos el viernes (debajo buscaría los 101/2 mil); mientras que en lo cambiario la cosa quedó al filo, ya que la paridad cerró la semana en 5.25 y de no frenar aquí deja habilitada una mayor depreciación contra el dólar a 5.45 (de no hacerlo, podría volver tranquilamente a la zona de 5.10).

* Analista TM Inversiones