La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ( OCDE) elevó al 4,4 por ciento su estimación de crecimiento económico para Argentina durante 2022, de acuerdo con un nuevo informe sobre perspectivas económicas divulgado hoy martes.

La nueva proyección supone un aumento de 0,8 puntos porcentuales frente a la estimación anterior del 3,6 por ciento de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el país sudamericano.

Sin embargo, la organización económica internacional redujo al 0,5 por ciento su pronóstico del PIB argentino para el 2023, al igual que estimó un crecimiento del 1,8 por ciento para el 2024.

En el informe, la OCDE señaló que el acuerdo de Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) "ha reducido significativamente la incertidumbre sobre las políticas macroeconómicas de corto plazo, pero la situación externa sigue siendo frágil".

Para la OCDE, "los estrictos controles de capital y la incertidumbre política están provocando una fuerte caída de la inversión en la segunda mitad de 2022 y su persistencia sólo permitirá una modesta recuperación en 2023 y 2024".

En esa línea, la organización vaticinó que el problema de la inflación por la que atraviesa el país sudamericano "tardará en retroceder" al tiempo que afirmó que una reducción del financiamiento monetario permitirá atenuar las presiones inflacionarias en el mediano plazo al igual que ayudará a reducir la diferencia (brecha) entre las cotizaciones oficiales y paralelas del dólar.

El organismo aseguró que la aprobación por parte del FMI de la segunda revisión técnica del acuerdo financiero "reflejó el cumplimiento de las metas del programa en el segundo trimestre, lo que restableció la confianza del mercado".

No obstante, agregó que el cumplimiento de los objetivos establecidos en el programa con el FMI requerirá una mayor restricción del gasto, disminuir el riesgo de devaluación, estabilizar la situación macroeconómica y reducir la inflación.

 


Fuente Xinhua