Fácil y rápida de hacer y, sobre todo, deliciosa. Las características de sus ingredientes principales "prehechos" brindan la posibilidad de facilitar la preparación, ya que no requiere cocción.

Inspirada en el tiramisú italiano, la chocotorta presenta una combinación que no falla: galletitas de chocolate humedecidas en café, queso crema y abundante dulce de leche se juntan para generar un resultado único.

Este postre nacional obtuvo una gran popularidad en los 80 por su simpleza y sabor incomparable y, con el correr de los años, se transformó en un icono de la gastronomía nacional y también mundial.

En 2022, la chocotorta cumple 40 años deleitando el paladar de los argentinos. Te contamos cuál es su origen y la vez que fue elegida como el mejor postre del mundo

Historia de la chocotorta

El origen de la chocotorta está ligado a la creatividad de Marité Mabragaña, quien era una gran aficionada a la gastronomía y que, luego de algunos años, se convirtió en directora creativa de la agencia Ricardo De Luca, uno de los hubs más importantes del país a nivel publicitario con cuentas como Gillette y Renault.

En 1982, Mabragaña llevó a la agencia una torta para celebrar un cumpleaños y gustó tanto que incentivó una idea. Al día siguiente, hizo dos tortas idénticas para llevarlas a sus clientes, dueños de las galletitas Chocolinas, producidas por la empresa Bagley y la dueña del queso crema Mendicrim de la cooperativa Sancor. Este hecho llevó a la iniciativa de la promoción del postre que cautivaría el paladar de millones de personas.

A pesar de que a las marcas les encantó el postre logrado, tardaron cerca de un año en realizar el comercial, el cual tiempo después se encontraba en todos los canales de televisión del país. Para su ejecución decidieron sumar a la empresa productora de dulce de leche Ronda.

Marité Mabragaña, creadora de la chocotorta. (Foto: Clarín)

Luego de este éxito, a Marité se le ocurrió sumergir las galletitas chocolatadas en leche pasteurizada (contrario al postre tiramisú, que se sumerge en café), intercalándolas con las capas de dulce de leche y queso crema, de modo que la capa de galletitas chocolatadas quedaran en la base del postre y la capa superior tuviera el formato rectangular actual

Pronto aparecieron otras recetas que incluyen el embebido de las galletitas chocolatadas en licores, como por ejemplo Hesperidina y ciertas variantes para brindar otro tipo de sabores, como espolvorear trozos de maní o almendras en la parte superior o agregar pedazos de Mantecol entre los pisos de crema y dulce de leche.

Mabragaña nunca cobró derechos de autor por su deliciosa creación. Recién en 2012, cuando la chocotorta cumplió 30 años, la Asociación Argentina de Publicidad le otorgó un premio "a la idea publicitaria que perdura en el tiempo", un best seller pastelero por el que solo recibió honores.

La chocotorta cautiva el corazón de los argentinos desde hace 40 años

Chocotorta: mejor postre del mundo

En 2020, fue elegida como el mejor postre del mundo por críticos de restaurantes internacionales. El ranking internacional Taste Atlas, que premia lo mejor en ingredientes locales y comidas típicas, ubicó primero en su lista a la torta argentina con un promedio de 4.8 estrellas sobre 5 entre los postres de todo el mundo.

En la página web de la guía de viaje que brinda reseñas de comida tradicional se explica que: “Este postre argentino sin hornear fue influenciado por la cocina italiana y se inspiró en el famoso tiramisú italiano. Está elaborado con tres ingredientes básicos argentinos: galletas de chocolate, dulce de leche y queso crema”.

En la votación, la chocotorta superó a los waffles belgas, el helado de pistacho italiano, la tarta alemana de manzana y el zserbó húngaro, mientras que a nivel local le sigue el alfajor, con 4.2 de calificación.

Ranking Taste Atlas de los mejores postres del mundo en 2020. (Foto: Página 12)