Las tasas hipotecarias de Estados Unidos retrocedieron drásticamente por segunda semana consecutiva, y alcanzaron un mínimo de dos meses y proporcionaron un poco de impulso para el asediado mercado de la vivienda.

La tasa de contrato en una hipoteca fija a 30 años disminuyó 23 puntos básicos a 6,67% en la semana que finalizó el 18 de noviembre, según datos de la Asociación de Banqueros Hipotecarios (MBA, por sus siglas en inglés) publicados hoy.

Las tasas se han desplomado casi medio punto porcentual en las últimas dos semanas, la mayor baja desde 2008, a medida que aumenta la preocupación por la recesión, la inflación muestra signos de enfriamiento y varios banqueros de la Reserva Federal dicen que pronto podría ser apropiado reducir el ritmo del ajuste monetario.

La caída en los costos de endeudamiento ayudó a estimular la demanda a medida que el índice de las solicitudes para comprar viviendas del grupo subió un 2,8%. Eso marcó el tercer aumento consecutivo desde que el indicador cayó al nivel más débil desde 2015.

Información

El repunte de la demanda permitió que la medida global de las solicitudes de hipoteca, que incluye refinanciamiento, subiera por segunda semana, pero sigue deprimida. El índice de la actividad de refinanciamiento aumentó desde un mínimo de 22 años.

El mercado de la vivienda ha sido golpeado este año por una rápida alza en las tasas hipotecarias. Las minutas de la reunión de la Fed de este mes pueden ofrecer pistas sobre el ritmo de las próximas alzas a las tasas de interés y cuán altos serán los costos de endeudamiento.

Otros datos por conocerse incluyen las últimas tasas hipotecarias medidas por Freddy Mac, así como las ventas de casas nuevas, que se pronostica que cayeron en octubre.

La encuesta MBA, que se realiza semanalmente desde 1990, utiliza respuestas de banqueros hipotecarios, bancos comerciales y cajas de ahorro. Los datos cubren más del 75% de todas las solicitudes de hipotecas residenciales minoristas en EE.UU.