Las autoridades saudíes comenzaron a confiscar juguetes y prendas de vestir con los colores del arco iris en los comercios de la capital como parte de una campaña contra la homosexualidad, según informaron los medios de comunicación estatales.

Entre los artículos incautados figuran lazos, faldas, sombreros y estuches de lápices con los colores del arco iris, la mayoría de ellos aparentemente fabricados para niños pequeños, según un informe del canal de noticias estatal Al-Ekhbariya.

"Estamos haciendo un recorrido por los artículos que contradicen la fe islámica y la moral pública y promueven los colores homosexuales dirigidos a la generación más joven", dijo un funcionario del Ministerio de Comercio, que participa en la campaña. Los colores envían un "mensaje envenenado" a los niños, según el informe.

La homosexualidad es un delito potencialmente capital en Arabia Saudita, conocida por su estricta interpretación de la sharia islámica, que constituye la base de todo su sistema judicial.

En abril, el reino dijo que había pedido a Disney que eliminara las "referencias LGBTQ" de "Doctor Strange in the Multiverse of Madness", la última película de Marvel, pero Disney se negó. La película finalmente no se proyectó en los cines saudíes.

La última película de animación de Disney, "Lightyear", en la que aparece un beso entre personas del mismo sexo, también fue prohibida en Arabia Saudita y en más de una docena de países, como informó BAE Negocios.

El informe de Al-Ekhbariya también mostraba imágenes de Benedict Cumberbatch en "Doctor Strange" y de niños aparentemente extranjeros ondeando banderas del arco iris.

El informe no detalló cuántos establecimientos fueron objeto de la operación del Ministerio de Comercio ni los artículos incautados, y los funcionarios saudíes no respondieron inmediatamente a una solicitud de comentarios de la AFP realizados durante la semana.