El expresidente estadounidense Donald Trump aseguró este viernes que Twitter "ahora está en buenas manos", luego que el magnate sudafricano Elon Musk, el hombre más rico del mundo, comprara la red social del pajarito.

"Estoy muy feliz de que Twitter ahora esté en buenas manos y ya no será dirigido por lunáticos y maníacos de la izquierda radical que realmente odian a nuestro país", dijo Trump en su plataforma Truth Social, que creó tras ser prohibido en Twitter y las principales redes sociales.

El cierre de la compra puso fin a meses de diferencias económicas entre la red social y el creador de Tesla y SpaceX por la adquisición de la compañía y podría afectar al funcionamiento de la plataforma. 

En ese sentido, Musk anunció planes de cambiar sus políticas de moderación de contenido para apostar por "una mayor libertad de expresión". Hace unos meses, el multimillonario informó que revertiría la prohibición de Trump en Twitter, donde el magnate republicano se comunicaba con sus 88 millones de seguidores.

Si bien no aclaró aun si prevé volver a la red, de la que fue bloqueado tras el asalto por parte de sus simpatizantes al Capitolio el 6 de enero de 2021, para él, Truth Social funciona "mejor" que Twitter, que dijo "debe trabajar duro para deshacerse de todos los bots y cuentas falsas que lo han dañado tanto".

Elon Musk compró Twitter: ¿y ahora qué?

Tras completar la compra de Twitter por un valor total de 44.000 millones de dólares, Musk procedió al despido de uno de sus principales directivos luego de demostrar durante meses su exasperación con la forma en que se gestionaba la red social.

Poco después de concretar la adquisición, el nuevo propietario tuiteó "el pájaro fue liberado", en referencia al logo de esta red social que tiene directo impacto en gran parte del sistema político y de los medios de comunicación de todo el mundo.

Elon Musk compró 44 mil millones de dólaewa

Sin embargo, desde la Unión Europea (UE) le advirtieron que la firma deberá seguir las reglas que rigen a las grandes plataformas digitales en el bloque. "En Europa, el pájaro volará de acuerdo con nuestras reglas", alertó en un tuit el comisario europeo de Mercado Interno, el francés Thierry Breton.

En su mensaje, Breton incluyó también una mención a "DSA", sigla en inglés de la Ley de Servicios Digitales, uno de los dos proyectos de ley con las que la UE busca reglamentar la operación de las principales plataformas de Internet.

El texto completo de la Ley de Servicios Digitales fue publicado ayer en el Diario Oficial de la UE, y entrará formalmente en vigor a inicios de 2024. La misma se complementa con la Ley de Mercados Digitales, y con esas dos herramientas la UE busca poner fin a abusos de poder de los gigantes del sector y les impone un estricto marco de obligaciones.

Esta ley sobre los servicios digitales se concentra en aspectos como defensa de los derechos humanos, libertad, democracia, igualdad y estado de derecho, con la intención de ser una herramienta para poner fin a la desinformación. Para ello, contempla mecanismos para la remoción inmediata de contenidos ilícitos y obliga a las plataformas digitales a suspender a los usuarios que violen "frecuentemente" la normativa.