Desde que se puso en funcionamiento, el telescopio espacial James Webb no dejó de brindar imágenes sorprendentes y revelaciones importantísimas para el estudio del universo. En otra de sus ya típicas publicaciones, la NASA reveló una nueva imagen "sin precedentes" de la Galaxia Cartwheel, también conocida como Galaxia de la Rueda de Carro, que permitirá estudiar cómo se formaron los agujeros negros.

“La Galaxia Cartwheel, ubicada a unos 500 millones de años luz de distancia en la constelación de Sculptor, es un espectáculo raro. Su apariencia, muy parecida a la de la rueda de un carro, es el resultado de un evento intenso: una colisión a alta velocidad entre una gran galaxia espiral y una galaxia más pequeña que no se ve en esta imagen”, explicaron desde la NASA y la Agencia Espacial Europea en un comunicado.

La imagen también revela el comportamiento del agujero negro que se observa dentro del centro de la galaxia y proporciona una nueva visión de cómo fue modificándose a lo largo de miles de millones de años.

Lo que reveló el telescopio James Webb

Las agencias resaltaron que “las colisiones de proporciones galácticas provocan una cascada de eventos diferentes y más pequeños entre las galaxias involucradas; y Cartwheel no es una excepción”, siendo que en la imagen se revelaron “nuevos detalles sobre la formación de estrellas y el agujero negro central de la galaxia”.

Asimismo, señalaron que esta colisión a alta velocidad provocó que Cartwheel tomara su forma actual, ya que el impacto provocó la formación de dos anillos que se expandieron desde el centro de la galaxia “como ondas en un estanque después de arrojar una piedra”, relataron. “La colisión afectó más notablemente a la forma y estructura de la Galaxia Cartwheel, que luce dos anillos: un anillo interior brillante y un anillo colorido circundante”, describieron.

La galaxia tiene una estructura mucho menos común a la de las espirales, como lo es la Vía Láctea. Esto se debe a que "los dos anillos se expanden hacia afuera desde el centro de la colisión" y, como consecuencia, los astrónomos la llamaron “galaxia anular”.

Otra imagen de la galaxia Cartwheel

“El núcleo brillante contiene una enorme cantidad de polvo caliente y las áreas más brillantes son el hogar de gigantescos cúmulos de estrellas jóvenes. Por otro lado, el anillo exterior, que se ha expandido durante unos 440 millones de años, está dominado por la formación estelar y las supernovas”, explicaron las agencias.  “A medida que este anillo se expande, choca contra el gas circundante y desencadena la formación de estrellas”, señalaron.

Estos nuevos datos de “Rueda de carro” sirven para establecer la edad de las estrellas de la galaxia y estudiar mejor el polvo que compone los “radios” de la rueda. Webb detectó allí polvo de silicato, un elemento muy común en la Tierra.

“Las observaciones de Webb subrayan que Cartwheel se encuentra en una etapa muy transitoria. La galaxia, que presumiblemente era una galaxia espiral normal como la Vía Láctea antes de su colisión, continuará transformándose”, dijeron desde la NASA y la ESA; y concluyeron: “Si bien Webb nos brinda una instantánea del estado actual de Cartwheel, también brinda información sobre lo que le sucedió a esta galaxia en el pasado y cómo evolucionará en el futuro”.

La galaxia más alejada del planeta Tierra

Por otra parte, el telescopio de la NASA le permitió a investigadores de la Universidad de Edimburgo lograr una imagen de la galaxia CEERS-93316, que se estima que se formó 235 millones de años después del origen del Universo.

Eso significa que es la galaxia más alejada de la Tierra conocida por el ser humano. Aunque la investigación sigue en pie, los expertos han publicado un resultado preliminar, por lo que debe estudiarse más a detalle para confirmarlo. Además, identificaron 55 galaxias lejanas y 44 de ellas nunca antes se habían visto.

Esta es la galaxia más alejada del planeta Tierra

En un principio, los científicos deberán someter los datos proporcionados por el telescopio espacial a un examen espectroscópico completo, algo que ya se tuvo que hacer con GLASS-z13, otra galaxia observada por el telescopio.