El promotor inmobiliario chino Evergrande Group busca obtener para febrero del año próximo la aprobación de los acreedores a sus propuestas de reestructuración de deuda, aseguraron los abogados de la empresa.

Evergrande, que fue el promotor inmobiliario con más ventas de China, se encuentra en el centro de la crisis inmobiliaria del gigante asiático. Sus 22.700 millones de dólares de deuda en el extranjero, incluidos préstamos y bonos privados, se consideran en situación de default después de no haber realizado los pagos a fines del año pasado, informa la agencia Reuters.

Con pocas opciones de financiación y la ralentización de las ventas inmobiliarias, Evergrande, que tiene un pasivo total de 300.000 millones de dólares, inició este año uno de los mayores procesos de reestructuración de deuda de China.

Evergrande espera concretar las propuestas de reestructuración de deuda para finales de febrero o principios de marzo, dijeron los abogados de la promotora a un tribunal de Hong Kong, que aplazó una demanda de liquidación contra la promotora hasta el 20 de marzo de 2023.

Tiempos

Reuters informó a principios de este mes de que Evergrande firmaría pactos de confidencialidad con los tenedores de bonos en noviembre para preparar las negociaciones en diciembre y que los términos se ultimarían a principios del año que viene, citando una fuente con conocimiento del asunto.

Un inversor de la unidad de Evergrande Fangchebao, un mercado inmobiliario y automovilístico en línea, presentó la petición de liquidación contra el asediado promotor inmobiliario en junio porque no había cumplido un acuerdo para recomprar las acciones que el inversor compró en FCB.

Evergrande y su principal grupo crediticio en el extranjero han expresado su oposición a la petición de liquidación, afirmando que el promotor estaba impulsando activamente el trabajo de reestructuración de la deuda en el extranjero en interés de todos los acreedores.

Un abogado que representa al peticionario dijo que Evergrande no ha involucrado a su cliente en las discusiones de reestructuración y que no tienen información sobre el proceso. El abogado de Evergrande dijo que la empresa tiene previsto elaborar una propuesta antes de compartirla con todos los acreedores.

Durante la audiencia, la jueza Linda Chan dijo que Evergrande tendría que transmitir "algo mucho más concreto" sobre su proceso de renovación de la deuda para la próxima audiencia. La jueza ordenó a Evergrande que presentara un informe sobre el proceso de reestructuración 14 días antes de la próxima audiencia.

Trabas

Como parte de las opciones que se están considerando para la propuesta de reestructuración, Evergrande estudia la posibilidad de utilizar activos nacionales y ofrecerlos como mejora crediticia adicional para asegurar la aprobación de los acreedores en el extranjero, dijeron fuentes a Reuters.

En el extranjero, sus principales activos en Hong Kong han sido tomados por los acreedores.

En lo que podría arrojar una sombra sobre su plan de utilizar activos nacionales como forma de "gratificación" para los tenedores de bonos, una presentación pública mostró el sábado que una parcela de tierra propiedad de Evergrande ha sido adquirida por una empresa con participación estatal en Shenzhen por 7.500 millones de yuanes (1.040 millones de dólares).

Evergrande compró el terreno por 5.600 millones de yuanes en 2017 y planeaba convertirlo en la sede del grupo, informó previamente Reuters.

El proyecto está suspendido desde septiembre de 2021, informó el lunes el medio chino Caijing.

Un portavoz de Evergrande declinó hacer comentarios.