El exministro de Justicia brasileño Sergio Moro instó “humildemente” al presidente del partido Unión Brasil, Luciano Bivar, a que lo considere como la mejor alternativa del centro y candidato presidencial para las elecciones de octubre.

En pleno proceso de las formaciones de centro de Brasil para elegir su candidato común en los comicios, Moro y el expresidente Michel Temer (2016-2018) participaron en un congreso en Cambridge, en las afueras de Boston (Massachusetts, EE.UU.).

Ambos se reivindicaron como alternativas a la polarización que protagonizan el presidente Jair Bolsonaro, el líder de la ultraderecha que aspirará a su reelección, y el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), que intenta volver al poder.

Durante el Congreso organizado en Cambridge por estudiantes brasileños y llamado Brazil Conference, Moro aseguró estar “en una buena posición” para ser el candidato del centro, porque es tercero en las encuestas con un 8 % de intención de voto tras Lula (43 %) y Bolsonaro (23 %).

Humildemente

“Estoy en tercer lugar en las encuestas después de Lula y Bolsonaro. El presidente del partido debe tomar una decisión”, insistió el magistrado, escritor y catedrático, quien, añadió buscando aliados, que “el sector privado también debe tomar una decisión”.

Moro emprendió las acciones judiciales que acabaron con Lula en la cárcel condenado a 9 años y medio en 2017 con la llamada “Operación Autolavado”, una condena que fue anulada por supuesta colusión de Moro con los fiscales del caso.

Aunque había anunciado su intención de postularse a la presidencia por el partido Podemos, Moro se pasó después a Uniao Brasil y dijo que “de momento” aspiraba a un escaño en el Congreso.

No tengo la arrogancia para decir que voy a ser elegido por el partido. Tenemos que seguir humildemente la decisión del partido”, aceptó Moro, que añadió que está “ayudando a construir esta unión del centro porque hay una necesidad de unir el país”.

Habló Temer

Aunque vendiéndose como candidato, insistió en que es “un soldado de la democracia” que quiere “mejorar el país” porque si “la gente no se moviliza, si el sector privado no se moviliza, tendremos otros 4 años de retraso y lo peor es que pueden ser más de 4 años”.

Pero Moro no solo tiene que convencer al presidente de su partido, porque tanto Uniao Brasil como las formaciones MDB, PSDB y Ciudadanía anunciaron que el próximo 18 de mayo anunciarán un candidato del centro de consenso contra Bolsonaro y Lula.

Michel Temer también participó en la Brazil Conference, aunque por videoconferencia, e insistió en que son necesarias las alternativas “porque con Lula y Bolsonaro solo están los dos extremos que tienen polarizada a la sociedad”.

El presidente más impopular en la historia de Brasil aseguró sentirse optimista ante el temor de que Bolsonaro no acepte una posible derrota, y aseguró que “no está en la mente de la gente que los resultados no sean reconocidos”.