Los precios al productor de Estados Unidos aumentaron menos de lo esperado en octubre, lo que los analistas interpretan como una evidencia de que la inflación estaría comenzando a disminuir.

El índice de precios al productor (IPP) para la demanda final subió un 0,2% el mes pasado, dijo el Departamento de Trabajo. Los datos de septiembre se revisaron a la baja para mostrar que el IPP avanzó un 0,2% en lugar del 0,4% como se informó previamente. En los 12 meses hasta octubre, el IPP aumentó 8,0% tras escalar 8,4% en septiembre.

Un grupo de economistas encuestados por la agencia Reuters estimaban un aumento del IPP del 0,4% y un alza interanual del 8,3%.

Datos gubernamentales de la semana pasada mostraron que los precios al consumidor subieron menos de lo esperado en octubre, empujando el aumento anual por debajo del 8% por primera vez en ocho meses. La inflación se está desacelerando a medida que las tasas de interés más altas reducen la demanda y las cadenas de suministro se recuperan.

Pronóstico

Pero con el gasto volviendo a los servicios intensivos en mano de obra y el mercado laboral aún ajustado, las presiones sobre los precios podrían permanecer elevadas por un tiempo.

A inicios de este mes, la Fed decidió un cuarto aumento consecutivo de la tasa de interés de 75 puntos básicos y dijo que su lucha para reducir la inflación a su objetivo del 2% requeriría que los costos de los préstamos aumenten aún más.

Sin embargo, indicó que puede estar acercándose a un punto de inflexión en lo que se ha convertido en el ciclo de aumento de tasas más rápido desde la década de 1980.

Excluyendo los componentes volátiles de alimentos, energía y servicios comerciales, los precios al productor aumentaron un 0,2% en octubre. El denominado IPP subyacente avanzó un 0,3% en septiembre. En los 12 meses hasta octubre, el índice de precios al productor subyacente aumentó un 5,4% después de incrementarse un 5,6% en septiembre.