Cocinar no es para cualquiera. Hay algunos que hasta dicen que es un arte. Quienes no lo dominan, muchas veces recurren a comidas de fácil preparación, o compran algunas que ya vienen listas para comer. Entre esos productos está el "Shells & Cheese" que vende Kraft Heinz en Estados Unidos, unos macarrones con queso que, según promocionan, se cocinan en "3½ minutos". Para los apurados o faltos de experiencia, eso sería ideal... Si fuera real. Porque esa cifra "simplemente no es verdad", denunció una mujer, que ahora busca cinco millones de dólares en compensación.

Amanda Ramírez compró sus macarrones con queso confiada en que el envase decía la verdad. Sin embargo, a la hora de prepararlos, descubrió que esos tres minutos y medio solo representan el tiempo que pasan en el microondas, y no incluyen otros pasos que requieren más tiempo, como sacar la tapa, poner agua y agregar la salsa de queso.

De hecho, Ramírez aseguró que no habría comprado los Shells & Cheese "si hubiera sabido la verdad". Por eso, presentó una demanda colectiva en la que ella es la demandante principal, y busca cinco millones de dólares en daños y perjuicios, en nombre de ella y otros clientes engañados, por prácticas comerciales engañosas y desleales.

En el envase se ve el número 3½ que generó la demanda

“Los consumidores que vean 'listo en 3 minutos y medio' creerán que representa la cantidad total de tiempo que lleva preparar el Producto, es decir, desde el momento en que no se abre hasta el momento en que está listo para el consumo”, argumentó en la denuncia.

Qué dice la demanda

En la demanda presentada en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Miami, se alega que Kraft Heinz pudo cobrar más caro su producto (10,99 dólares por ocho tazas de 70 ml) al afirmar que la comida solo lleva tres minutos y medio, cuando eso no es verdad. Además, detalla los pasos descritos en la caja:

  • Primero, los consumidores deben 'SACAR la tapa y la bolsa de salsa de queso'.

  • Luego, deben 'AÑADIR agua hasta la línea de llenado en la taza.

  • MEZCLAR

  • 'PONER EN EL MICROONDAS, sin tapar, a temperatura ALTA durante 3-½ min. NO DRENAR.

  • “Finalmente, deben 'AGREGAR el contenido de la bolsa de salsa de queso'. El demandado luego señala que 'LA SALSA DE QUESO SE ESPESA AL REPOSARSE'. ”

Las instrucciones, dice la denuncia, “muestran que 3 minutos y medio es solo el tiempo necesario para completar uno de varios pasos”. "Una etiqueta veraz habría indicado que el producto tarda 3 minutos y medio en cocinarse en el microondas", agrega.

Millones por las molestias

La demanda acusa a Kraft Heinz Co. de fraude, publicidad falsa y engañosa, incumplimiento de la garantía expresa, tergiversación negligente y enriquecimiento injusto, junto con violaciones de las leyes que prohíben las prácticas comerciales engañosas y desleales. Los abogados dijeron al Washington Post que probablemente haya más de 100 víctimas en varios estados donde se vende el producto.

"Kraft cobra extra por una característica deseable (ahorro de tiempo) pero el marketing es falso, el producto tarda mucho más en estar listo que como se anuncia. Publicidad engañosa, simple y llanamente", explicaron William Wright, de Wright Law Office, al medio citado. "Queremos que las empresas estadounidenses sean directas y veraces en la publicidad de sus productos", agregó.

Ramírez confesó que volvería a comprar macarrones con queso de la marca "cuando pueda hacerlo con la seguridad de que sus representaciones son consistentes con sus habilidades, atributos y/o composición". Sin embargo, por ahora no puede confiar en las afirmaciones hechas por el producto u otros similares que afirman estar listos en un tiempo determinado, “porque no está segura de si esas representaciones son veraces”.

Por otro lado, Kraft Heinz Co., en un comunicado al medio, dijo que estaba al tanto de la "demanda frívola" y "se defenderá enérgicamente de las acusaciones en la denuncia".