La confederación chilena de camioneros de la Asociación Fuerza del Norte realizó su segundo día consecutivo de paro con bloqueos en reclamo de medidas de seguridad y contra el alza del precio del combustible, pese al principio de acuerdo firmado anoche entre el Gobierno y la Confederación Nacional de Transporte de Carga (CNTC) para levantar las medidas de fuerza.

El presidente de la CNTC, Sergio Pérez, y el Gobierno acordaron mantener "un valor fijo del litro de combustible diésel por tres meses", entre otras iniciativas destinadas a destrabar la huelga iniciada ayer.

Sin embargo, la Asociación Fuerza del Norte no firmó el convenio y decidió continuar con las protestas.

"Con el Gobierno no tenemos ningún arreglo, ningún acuerdo", explicó a radio Biobío el titular de Propietarios y Conductores de Paine, Marcelino Pérez, perteneciente a la confederación que no rubricó el pacto.

Insatisfechos

La decisión de la Confederación de transportistas Fuerza del Norte de desmarcarse fue anunciada casi de manera inmediata a través de un comunicado, en el cual señalaron que sus "servicios seguirán suspendidos de forma indefinida" debido a que "dichos acuerdos no satisfacen nuestras demandas planteadas de manera formal en la casa de Gobierno".

La protesta central, que se fijó en el kilómetro 41 de la Ruta 5 Sur (principal arteria de comunicación terrestre del país) en la comuna de Paine, al sur de Santiago, se extiende hasta varias ciudades del tramo norte como Arica, Iquique y Coquimbo, y del centro de Chile, como Rengo y San Fernando en la región de O'Higgins.

Además, en la región de Valparaíso, otros camioneros se dirigieron al kilómetro 66 de la Ruta 68, para cortar el tránsito en dirección a Santiago.

A finales de abril, los transportistas levantaron un paro de varios días tras reclamar por las alzas del combustible, garantías de seguridad en las rutas y el precio de los peajes.