Los últimos intentos de solucionar las cosas no fueron favorables para Elon Musk. Ya le había pasado con Twitter, red social a la que soñaba transformar en una "plaza pública de libertad de expresión" y ahora enfrentará un juicio donde, quizás deba comprarla aunque ya no quiera. Y ahora le volvió a suceder con la guerra Rusia-Ucrania. El CEO de Tesla compartió su opinión de cómo poner fin a la invasión rusa y lo cruzaron —y hasta insultaron— funcionarios ucranianos.

En Twitter, el hombre más rico del mundo enumeró cuatro propuestas para la "paz entre Ucrania y Rusia":

  • Repetir las elecciones de las regiones anexadas bajo la supervisión de la ONU. "Rusia se va si esa es la voluntad del pueblo", explicó
  • Que Crimea pase a formar parte formalmente de Rusia, "como lo ha sido desde 1783 (hasta el error de Khrushchev)"
  • Asegurar el abastecimiento de agua a Crimea 
  • Que Ucrania permanezca neutral —es decir, que no se una a la OTAN—

Para el magnate, "es muy probable" que este sea "el resultado final" de la guerra. En ese sentido, remarcó que "es solo una cuestión de cuántas personas mueren antes de eso". Además, hizo referencia a que "un resultado posible, aunque improbable, de este conflicto es una guerra nuclear", algo con lo que ya amenazó el presidente Vladimir Putin en el pasado y que tendría consecuencias fatales para la humanidad.

La respuesta de Ucrania a Elon Musk

Para Forbes, los planteos de Musk son una ruptura importante con los pensamientos de la Casa Blanca y el gobierno ucraniano sobre lo que Ucrania debería estar dispuesta a ceder. De hecho, el presidente Joe Biden dijo el viernes pasado que Estados Unidos “siempre honrará las fronteras reconocidas internacionalmente de Ucrania”.

El diplomático ucraniano Andrij Melnyk no tuvo pelos en la lengua al responderle a Musk. "Vete a la mierda, es mi respuesta muy diplomática para ti @elonmusk", comentó el embajador ucraniano en Alemania. Su respuesta rápidamente se volvió viral y acumuló más de 120.000 me gusta.

Poco después, volvió a la carga: "El único resultado es que ahora ningún ucraniano NUNCA comprará tu maldita mierda de Tesla. Así que buena suerte para ti @elonmusk", escribió Melnyk.

Por si eso fuera poco, el propio presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, también cargó contra las sugerencias de Elon Musk. En su cuenta de Twitter, preguntó: "¿Qué Elon Musk les gusta más?", con las opciones de un Musk pro-Rusia o uno pro-Ucrania. Hasta el cierre de este artículo, la encuesta tenía más de un millón de votos.

Las sugerencias del CEO de Tesla fueron tajantemente rechazadas en la encuesta que hizo, con más de un 60% de los usuarios que votaron en contra de esas ideas. "El ataque de bots más grande que vi en mi vida", opinó Musk.

 

Por su parte, el asesor presidencial de Zelensky, Mykhailo Podolyak, consideró que un mejor plan sería que Ucrania liberara sus territorios, incluyendo Crimea, que Rusia se desmilitarice y abandone su arsenal nuclear, y que “los criminales de guerra pasen por el tribunal internacional”.

A esto se sumó el ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba: “Los que proponen que Ucrania renuncie a su pueblo y a su tierra -supuestamente para no herir el magullado ego de Putin o para salvar a Ucrania del sufrimiento- deben dejar de utilizar la palabra ´paz´ como eufemismo para ´dejar que los rusos asesinen y violen a miles de ucranianos inocentes más, y se apoderen de más tierras´”, dijo.

Además, siguió el juego de las encuestas: “¿Apoya usted la transferencia de una participación mayoritaria en Tesla y SpaceX a la propiedad de las Fuerzas Armadas para luchar contra el terrorismo mundial (ruso)?”, publicó.

El mayor medio de comunicación de Europa del Este, Nexta, también usó irónicamente el formato de encuesta: "¿Qué pasó con Elon Musk?", preguntó, con cuatro opciones: "su cuenta fue hackeada; se convirtió en un fan de (el presentador de televisión ruso Vladimir) Solovyov; habló con Putin en la casa club; tiene miedo del (diplomático ruso Dmitri) Rogozin".

El diplomático Olexander Scherba, exembajador ucraniano en Austria, opinó por su parte: “¿Qué es lo que da a los poderosos del mundo esta idea de que pueden estar por encima del bien y del mal? ¿Qué respaldar la injusticia, el genocidio, el acaparamiento de tierras es solo ´libertad de pensamiento´? ¿El orgullo? ¿El dinero?”.

Elon Musk respondió a las críticas

En vez de quedarse en silencio, el magnate salió al cruce de quienes lo criticaron por sus propuestas. "La voluntad de la gente debería decidir si son parte de Rusia o Ucrania, pero Rusia invadió áreas que inequívocamente elegirían ser parte de Ucrania", contestó a un usuario que le preguntó por qué puso su sistema Starlink al servicio de los ucranianos.

En este sentido, una usuaria celebró la implementación de los satélites que brindan internet en Ucrania, pero le advirtió: "Como Aspie (denominación para las personas dentro del espectro autista, como Musk, que admitió padecer el Síndrome de Asperger), entiendo que estás muy concentrado en este tema en este momento, pero estas encuestas y los tweets sobre los ataques de bots no están ayudando; de hecho, enfurecen a muchos ucranianos".

"Estás asumiendo que deseo ser popular. No me importa. Me importa que millones de personas mueran innecesariamente por un resultado esencialmente idéntico", sentenció Elon Musk en su respuesta.

Como su anterior encuesta no funcionó, hizo una nueva: "Intentemos esto entonces: la voluntad de las personas que viven en Donbas y Crimea debería decidir si son parte de Rusia o Ucrania", publicó. El multimillonario consideró que el referéndum celebrado recientemente es "cuestionable", por lo que se debería hacer uno nuevo controlado por "una entidad confiable" como la ONU, y sugirió uno "similar al que se hizo en Kosovo".