La tasa de desempleo de Brasil disminuyó por noveno mes consecutivo en noviembre, alcanzando el nivel más bajo desde abril de 2015, como muestra de que el mercado laboral se sigue ajustando e impulsando el crecimiento en la mayor economía de América Latina.

Según datos oficiales publicados hoy, la tasa de desempleo nacional cayó al 8,1% en los tres meses hasta noviembre, igualando el promedio consensuado entre analistas internacionales. El número de personas desempleadas disminuyó a 8,7 millones, informó la agencia nacional de estadísticas.

El mercado laboral de Brasil se ha beneficiado de los efectos de la reapertura tras los confinamientos por la pandemia y de un gran estímulo económico promulgado el año pasado. El aumento de los salarios y de los puestos de trabajo ha contribuido a elevar la demanda en un contexto de elevados costos de endeudamiento y una inflación que supera la meta.

Antecedente

El nuevo Gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva se enfrenta a vientos en contra en materia de crecimiento, ya que los responsables de la política monetaria mantienen altas las tasas de interés, mientras que las expectativas del costo de la vida siguen aumentando.

Las cifras de octubre mostraron que el desempleo había sido de 8.3% esdecir  3.8 puntos porcentuales inferior a la del mismo período de 2021 (12.1%).