Warren Buffett, el inversionista multimillonario detrás del conglomerado Berkshire Hathaway, anunció una nueva donación de 4.1 mil millones de dólares a organizaciones benéficas el miércoles por la mañana y dijo que renunciará como fideicomisario inactivo en la Fundación Bill y Melinda Gates. Anticipó, además, que, a sus 90 años, está a la mitad de alcanzar su objetivo de regalar la totalidad de sus acciones en el conglomerado.

A medio camino

Buffett, presidente y director ejecutivo de Berkshire Hathaway, también dijo que está a medio camino de alcanzar su objetivo de regalar la totalidad de sus acciones en el conglomerado y que está haciendo otros 4.100 millones de dólares en donaciones.

Buffett ha comenzado a alejarse de su papel de liderazgo en Berkshire Hathaway, así como de puestos en otras juntas corporativas. 

Este año, Buffet anunció que dejaría el cargo de director ejecutivo de Berkshire Hathaway y ahora agregó que todavía ama su lugar de trabajo: "Claramente estoy jugando en un juego que, para mí, ha pasado del último cuarto y ha pasado a la prórroga".

El empresario y filántropo alcanzó este año la mitad de la promesa que hizo en 2006: regalar todas sus acciones de Berkshire Hathaway. Hasta ahora, donó 41 mil millones de dólares en acciones.

Las donaciones anuales del “Oráculo de Omaha” comenzaron aquel año y fueron entregas a la Fundación Gates y también a otras como la Fundación Susan Thompson Buffett, la Fundación Sherwood, la Fundación Howard G. Buffett y la Fundación NoVo.

En aquel entonces, Buffett poseía 474.998 acciones A de Berkshire. Actualmente, según reportó, posee 238.624 acciones, con un valor de unos 105.000 millones de dólares, según consignó la revista Forbes.

Adiós a la Fundación de Bill y Melinda Gates

El anuncio se produce semanas después de que Bill y Melinda Gates anunciaran que se iban a divorciar después de 27 años de matrimonio, pero que continuarían dirigiendo conjuntamente la fundación, una de las organizaciones benéficas más grandes del mundo. Gates fue anteriormente la persona más rica del planeta y su fortuna también se estima en más de 100 mil millones de dólares.

“Durante años he sido fideicomisario, además de un fideicomisario inactivo, de un solo destinatario de mis fondos, la Fundación Bill y Melinda Gates (BMG). Ahora renuncio a ese puesto, tal como lo he hecho en todos los directorios corporativos que no sean los de Berkshire”, explicó Buffett en una declaración preparada el miércoles. 

“El CEO de BMG es Mark Suzman, una destacada selección reciente que cuenta con todo mi apoyo. Mis metas están 100% sincronizadas con las de la fundación, y mi participación física no es necesaria de ninguna manera para lograr estas metas", explicó.

No dio ninguna razón para retirarse de la Fundación Gates, pero los ojos se posaron sobre el comportamiento de Bill Gates en el lugar de trabajo.

Recientemente se reveló que los miembros de la junta de Microsoft Corp. tomaron la decisión en 2020 de que no era apropiado que Gates, el cofundador de la compañía, se sentara en su junta mientras investigaban la relación romántica anterior del multimillonario con una empleada de Microsoft que se consideró inapropiado.

La Fundación Bill y Melinda Gates informó que no está investigando las acusaciones en los medios, ya que el incidente denunciado que involucra a una de las organizaciones sin fines de lucro más grandes e influyentes del mundo fue realizado por "un ex empleado anónimo".