La explosión de la Inteligencia Artificial (IA) en los últimos meses está causando furor entre los internautas y son cada vez más las empresas que buscan ponerse al corriente de aplicaciones como ChatGPT, Dall-E o Midjourney. Una de esas es el conglomerado chino Baiduaunque su último lanzamiento en el área causó más decepción que entusiasmo

Baidu es propietaria del segundo mayor motor de búsqueda del mundo, quedando tan solo detrás de Google en cantidad de tráfico web. Justamente, la mayoría de los usuarios de Baidu proviene de China, lugar en donde Google está en desuso, producto de la censura del gobierno de Xi Jinping. 

Al igual que Google hizo con Bard, un chat para interactuar con una Inteligencia Artificial de su autoría, Baidu lanzó ayer su propio chatbot: Ernie Bot. Curiosamente, el proyecto de la compañía china arrancó con el pie izquierdo, al igual que le sucedió a la empresa norteamericana hace un mes

Baidu es considerado el Google chino

Durante una presentación realizada ayer, la empresa mostró un adelanto de lo que podría ser el rival más fuerte de China frente al ChatGPT del laboratorio de investigación estadounidense OpenAI, respaldado por Microsoft.

A diferencia de ChatGPT, que se lanzó al público en noviembre de manera gratuita, Baidu limitó la presentación a videos breves que mostraron a Ernie realizando cálculos matemáticos, hablando en dialectos chinos. 

También contestó preguntas sobre la popular novela china de ciencia ficción “El problema de los tres cuerpos”, compuso un poema titulado “La flor y el viento” y creó un vídeo y una imagen siguiendo unas instrucciones de texto.

La empresa informó también que a partir de hoy estará a disposición de un grupo inicial de usuarios con códigos de invitación, mientras que las empresas podrán solicitar la incorporación del bot a sus productos a través de la plataforma en la nube de Baidu. 

Un fracaso: la respuesta del mercado

La reacción del mercado no se hizo esperar, y no fue la esperada por la empresa. De hecho, no esperó a que terminara la presentación. Durante la intervención del fundador de la compañía, Robin Li, las acciones de Baidu cayeron en la Bolsa de Hong Kong hasta un 10%, para cerrar en un rojo de 6,4%, lo que supuso un recorte de más de 3.000 millones de dólares en la valoración de mercado.

¿Que fue lo que pasó? De acuerdo a Kai Wang, analista de Morningstar, la presentación "fue más un monólogo y un guion que la sesión interactiva que la gente buscaba". También criticó el hecho de que "tampoco hubo una fecha de un 'lanzamiento piloto', lo que probablemente provocó un sentimiento negativo". 

Robin Li, presidente ejecutivo y fundador de Baidu

Por su parte, Yu Yingbo, director de inversiones de Shenzhen Qianhai United Fortune Fund Management, cuestionó la presentación, ya que "no cita nada sobre la base de datos de la que están extrayendo, o su modelo, o cómo se compara con ChatGPT. Todo es realmente vago y teórico". 

Incluso durante su exposición, Li trató de limitar las expectativas de su IA: "No puedo decir que estemos completamente listos. Comparar a Ernie Bot con ChatGPT, o incluso con GPT-4, es una vara muy alta", aclaró. "Ninguna de las grandes empresas tecnológicas a nivel mundial lo logró. Baidu es el primero", añade, y agregó que su propia experiencia de prueba mostró que el producto "no es perfecto".