Un mapache suelto que aterroriza a la gente, peleas violentas, más de 800 llamadas a la policía en solo un año... Todo esto podría ser parte de una película de acción o de un barrio peligroso. Sin embargo, todo sucedió en un mismo lugar: el McDonald's de Rideau Street, en el centro de Ottawa, Canadá. Ahora, todos esos problemas se terminarán. 

Los problemas de seguridad eran tales que los administradores del restaurante debieron cambiar su horario. Cuando antes operaba las 24 horas del día, el McDonald's pasó a abrir únicamente de 6 a 22, pero tampoco alcanzó. 

Histórico por lo que pasa dentro del local más que por su comida, el McDonald's de Rideau Street fue catalogado como "el peor McDonald's del mundo". Después de más de 40 años en actividad, el local de comida rápida anunció que cerrará sus puertas. Lo curioso es que, a diferencia de lo que cualquiera podría creer, el cierre no se debe a la violencia y los malos ratos que pasaron los clientes.

Cómo se convirtió en el peor McDonald's del mundo

El McDonald's de Rudeay Street ganó notoriedad después de que se viralizara un video filmado en diciembre de 2013, donde se muestra a un hombre sacando un mapache bebé de su suéter mientras otros estaban involucrados en una pelea.

En 2018, apareció un clip llamado 'Legendary Rideau McDonald's' que muestra a tres hombres golpeándose entre sí con letreros en el piso. Ese mismo año, la policía reportó que llegaron más de 800 llamadas por quejas del local, ya fuera por violencia u otras situaciones.

La violencia fue tanta que, en 2019, el mismísimo jefe de policía de Ottawa, Charles Bordeleau, envió una carta al presidente y director ejecutivo de McDonald's Canadá para expresar su preocupación por la "actividad delictiva en curso y el desorden social" en el local de Rideau Street. A partir de eso redujo su horario de actividad. 

Pero su destino ya estaba marcado. Jack Graham, que vive en Ottawa, le dijo a CBC News : “Estuve aquí hace aproximadamente una semana y media. Y sentí que me estaba resbalando, así que miré mi zapato y había una aguja". Otro residente de Ottowa dijo que el restaurante se había convertido en una "completa basura" a lo largo de los años.

El alquiler definió el final

Pese a todas las quejas y desastres, el restaurante no cerrará en abril por eso, sino porque el dueño de la franquicia decidió no renovar el contrato de alquiler. El espacio estará disponible para alquiler a partir de julio.

¿Por qué no quisieron renovarlo? Peter Crosthwaite, administrador de activos en 60 George St., dijo a CTV News Ottawa que creía que la razón detrás del cierre final del restaurante era más generalizada. "La ciudad destrozó la calle Rideau cuando pusieron el subte. Luego la volvieron a romper para realzarlo, poniendo cordones en la vereda. También hubo protestas contra el aislamiento preventivo en épocas de coronavirus, todas estas cosas son trastornos que no pueden facilitar una operación estable y confiable".

"Son una organización bastante dinámica, tienen derecho a buscar en diferentes lugares y tal vez sintieron que era el momento adecuado (para irse)", dijo Crosthwaite. En este sentido, explicó que los cambios en la calle Rideau contribuyeron a la decisión de no renovar el alquiler.